Pekín condena el nombramiento de ciudadano de honor parisino al Dalai Lama

  • El Ministerio Chino de Asuntos Exteriores "exige a Francia que cese de inmediato de interferir en los asuntos internos de China y que tome medidas reales para salvaguardar las relaciones chino-francesas"

Comentarios 8

El Ministerio Chino de Asuntos Exteriores condenó de forma rotunda la concesión de la ciudadanía de honor al Dalai Lama, junto con el activista Hu Jia, por parte del Ayuntamiento de París.

"China expresa su rotundo descontento y su decidida oposición" a este galardón, señala un comunicado firmado por la portavoz de turno de la cartera, Jiang Yu.

Añade que "China exige a Francia que cese de inmediato de interferir en los asuntos internos de China y que tome medidas reales para salvaguardar las relaciones chino-francesas".

Así las cosas, parece que la carta enviada por el presidente francés Nicolas Sarkozy a la portadora paralítica de la antorcha olímpica Jin Jing, que fue atacada por activistas pro-tibetanos al paso de la llama por París, no va a aliviar la creciente tensión entre ambos países.

El gesto de Sarkozy "ha sido apreciado por el pueblo chino", señaló la portavoz Jiang en una rueda de prensa previa al comunicado.

Sin embargo, Jiang añadió que esperan "que el presidente y el gobierno franceses puedan mantener la justicia en Tíbet y en los Juegos y entender y apoyar las medidas necesarias y justificadas aplicadas por China para salvaguardar el orden social y la seguridad de la vida y la propiedad del pueblo".

Las críticas francesas a la represión china de las protestas ocurridas en el Tíbet el mes pasado están siendo respondidas en China con un boicot a la cadena de grandes superficies Carrefour y manifestaciones ante las legaciones francesas, una reacción ante la que Pekín se muestra indulgente.

"El pueblo chino puede expresar sus sentimientos patrióticos de una forma racional. Aunque no estamos de acuerdo con algunas acciones individuales radicales", explicó la portavoz.

Durante el paso de la llama olímpica por Australia pasado mañana podrían producirse actos en defensa del Tíbet como los registrados en Londres, París y San Francisco, una posibilidad ante la que la portavoz invitó a los extranjeros a ver la realidad del Tíbet por su cuenta, a pesar de que el acceso está cerrado desde los disturbios.

Pero añadió que su Gobierno condena "cualquier acto con el que se intente usar políticamente los Juegos o interrumpir las actividades olímpicas, porque violan el espíritu olímpico".

La represión del gobierno autoritario chino de etnias como la tibetana o la uigur (mayoría en la región autónoma de Xinjiang) y de disidentes políticos ha aumentado en los meses previos a los Juegos Olímpicos a pesar de que Pekín se comprometió a mejorar los derechos humanos cuando presentó su candidatura a la cita deportiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios