Raúl Castro destituye a Lage y Pérez Roque, dos fieles a su hermano Fidel

  • El presidente cubano realiza la mayor remodelación del Ejecutivo desde que lo dirige

Comentarios 1

El presidente de Cuba, Raúl Castro, aprobó ayer una profunda reforma del Gobierno con la fusión de varios ministerios y la sustitución de algunos de sus titulares, entre ellos los de Exteriores, Felipe Pérez Roque, y Economía, José Luis Rodríguez.

Además, el vicepresidente Carlos Lage, aunque mantiene ese cargo en el Consejo de Estado, es sustituido como secretario ejecutivo del Consejo de Ministros por José Amado Ricardo Guerra, hasta ahora jefe de la Secretaría del Ministro de las Fuerzas Armadas.

Tanto Carlos Lage como Felipe Pérez Roque eran dos pesos pesados en el Gobierno de Fidel Castro y dos fieles al legendario líder de la revolución cubana.

Un comunicado del Consejo de Estado leído por la televisión cubana explicó que la decisión se tomó en "consonancia" con el anuncio de Raúl Castro en su asunción presidencial, el 24 de febrero del año pasado, de reducir y reestructurar la administración del Estado. La reorganización implica el cambio de once ministros y la fusión de cuatro carteras en otros dos nuevos ministerios, así como la salida del Gobierno de uno de los doce vicepresidentes del Consejo de Ministros, Otto Rivero.

De acuerdo con la nota oficial, se acordó "liberar al compañero Felipe Pérez Roque de sus responsabilidades como ministro de Relaciones Exteriores y promover al actual viceministro Bruno Rodríguez Parrilla para ocupar ese cargo". El hasta ahora ministro de Economía, José Luis Rodríguez, era también vicepresidente del Consejo de Ministros, y los dos cargos pasarán a ser responsabilidad de Marino Murillo, hasta ahora ministro de Comercio Interior.

Se fusionan los Ministerios de Comercio Exterior y el de Inversión Extranjera y los de la Industria Alimenticia e Industria Pesquera.

Las modificaciones el el Gobierno coinciden con supuestas declaraciones de testigos que aseguran haber visto a Fidel castro caminando al aire libre por las calles de La Habana. En chándal, a paso lento pero seguro, Castro caminó más de un kilómetro hace unas dos semanas en un apacible y arbolado sector del oeste de La Habana, según afirmaron testigos a la AFP.

"Lo vi muy bien. Me alegré. Me emocioné cantidad al verlo, y sobre todo caminando. Caminaba pausadamente, pero a buen paso. Es un hecho, el hombre está en talla (en forma)", relató un vecino del barrio Jaimanitas, que pidió el anonimato.

Aunque en la capital circulaba desde hace días el rumor de la caminata, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, reveló el pasado viernes que el histórico líder comunista, de 82 años, salió a caminar "por unas calles" de La Habana.

Considerándose también "privilegiado" por haberlo visto directamente, el testigo contó que estaba en la acera cerca de su casa cuando vio "movimiento" en la calle, en cercanías de la clínica Cimeq, en una zona donde según vecinos vive el máximo líder de la revolución.

"Era Fidel con sus médicos y escolta. Aunque la seguridad me pidió que entrara (a la casa), pedí que me dejaran ver al Comandante. El se paraba y preguntaba algunas cosas, sobre lo bien que veía el sector, eso fue como entre las diez y doce de la mañana" hace unas dos semanas, añadió el supuesto testigo visual de la caminata castrista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios