Rusia no sancionará a los países que apoyen la independencia de Kosovo

  • La ONU convoca para hoy una reunión de urgencia a petición de Moscú, que llegó a un pacto de cooperación sobre la provincia serbia con la 'troika' de la UE

Comentarios 1

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, subrayó ayer en Brdo su satisfacción por la cooperación acordada con la troika de la UE y negó que su país vaya a imponer sanciones a los países que reconozcan la anunciada independencia de Kosovo.

"Rusia no tiene en su repertorio político ningún tipo de medidas para castigar a nadie, pero consideramos que la proclamación de la independencia de Kosovo y su reconocimiento sería un error", declaró Lavrov.

El ministro de Exteriores ruso hizo estas declaraciones en Eslovenia, después de conversar con el Alto representante de la UE para la Política Exterior y de Seguridad Común, Javier Solana, la Comisaria Europea de Relaciones Exteriores y la Política de Vecindad, Benita Ferrero-Waldner, y el secretario de Estado francés del Ministerio de Asuntos Exteriores y Europeos, Jean-Pierre Jouyet.

Tras reiterar las posturas rusas de que la independencia de Kosovo sería contraria al derecho internacional, al Acta final de Helsinki y a las decisiones de la ONU, añadió que Rusia ha apoyado por estas razones la demanda de Serbia de una sesión del Consejo de Seguridad sobre la provincia serbia, que se celebrará hoy.

Esta petición tiene lugar después de que los líderes albanokosovares anunciaran que Kosovo podría proclamar su independencia el domingo, recordó Alexandr Botsan-Jarchenko, representante especial del Ministerio de Exteriores ruso.

Por otra parte, el presidente de la Duma, Boris Grizlov, indicó que la Cámara de diputados podría presentar una declaración sobre Kosovo. "El comité de Asuntos Internacionales de la Duma está preparando una declaración al respecto", señaló Grizlov.

A la reunión solo asistirán los 15 integrantes del máximo órgano de la ONU y el canciller serbio, dijo el presidente de turno del Consejo, Alberto Arias.

El primer ministro serbio, Vojislav Kostunica, hizo un llamamiento para que los serbios permanezcan en sus hogares ante la posible declaración de la independencia como continuación de la lucha por preservar Kosovo por medios institucionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios