Un atentado contra la selección de críquet de Sri Lanka provoca siete muertos en Pakistán

  • Doce terroristas atacan el convoy del equipo cuando se dirigía al estadio de Lahore

Siete personas murieron ayer en un atentado en Lahore contra la selección de criquet de Sri Lanka, seis de cuyos integrantes resultaron heridos, ataque cuyo objetivo ha sido el deporte que más une a los pueblos del sur de Asia.

Doce terroristas, armados con fusiles, granadas de mano y lanzacohetes, atacaron el convoy de la selección a su paso por la Plaza Liberty de Lahore, cuando se dirigía al estadio Gaddafi a disputar un partido con el equipo paquistaní, según la Policía. Siete personas, cinco de ellas policías, murieron en el intercambio de fuego entre los terroristas y la escolta del equipo deportivo, seis de cuyos miembros resultaron heridos.

Los heridos son cinco jugadores y un asistente del entrenador, informó un portavoz militar ceilanés consultado telefónicamente, que sólo dijo que "no están en situación crítica".

Las versiones difundidas en Pakistán afirmaban que dos de los jugadores recibieron impactos de bala, entre ellos el capitán del equipo.

Las televisiones paquistaníes mostraron imágenes de impactos de bala en el autobús del equipo y en los vehículos de la escolta, así como de alguno de sus ocupantes muertos.

Tras el ataque, la Policía informó del arresto de cuatro sospechosos a los que requisó armas, aunque aún está por confirmar si son miembros del comando así como el paradero del resto de los terroristas.

La similitud del ataque con el atentado en noviembre de Bombay que aterrorizó durante tres días la ciudad india hizo cundir el pánico en Lahore y llevó al gobernador de la provincia de Punjab, Salman Taseer, a declarar que se trata de "los mismos" terroristas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios