El ministro serbio para Kosovo afirma que se proclamará la independencia el 17 de febrero

  • "El Gobierno recibe cada vez más informaciones relevantes de que Hashim Thaçi (el primer ministro kosovar) proclamará el domingo, de forma ilegal y unilateral, la independencia de Kosovo"

El ministro serbio para Kosovo, Slobodan Samardzic, declaró el viernes que su Gobierno tiene informaciones de que los líderes albanokosovares proclamarán el próximo día 17 la independencia unilateral de esa provincia de Serbia.

"El Gobierno recibe cada vez más informaciones relevantes de que Hashim Thaçi (el primer ministro kosovar) proclamará el domingo, 17 de febrero, de forma ilegal y unilateral, la independencia de Kosovo", indicó el ministro en un comunicado, sin especificar las fuentes de esas informaciones.

La nota fue divulgada por la oficina de prensa gubernamental después de una reunión de Samardzic en Belgrado con el funcionario de la Unión Europea (UE) Stefan Lehne, asesor del alto representante europeo para la política exterior, Javier Solana.

Samardzic dijo que la UE "intenta a toda costa firmar antes del día 17 con Serbia cualquier acuerdo, porque de esa forma la firma de Serbia sería en realidad una firma para la independencia de Kosovo".

Aseguró que con tal documento Serbia justificaría la segregación del 15 por ciento de su territorio y la violación flagrante de la Carta de la ONU y de la Resolución 1.244 del Consejo de Seguridad sobre Kosovo.

"Con la suscripción de cualquier acuerdo con la UE en este momento, Serbia daría su consentimiento a la creación de un Estado falso en su territorio".

Insistió en que el primer ministro, Vojislav Kostunica, "nunca dará una firma así de Serbia, y la UE no puede esperar que poco antes de la proclamación de la independencia unilateral de Kosovo, que se anuncia para el 17 de febrero, la propia Serbia firme esa independencia".

Los albaneses, que son una contundente mayoría de la población en Kosovo, ultiman los preparativos para proclamar la independencia, en coordinación con la UE y Estados Unidos, por quienes esperan ser reconocidos, pese a la oposición de Serbia y de carecer del visto bueno del Consejo de Seguridad de la ONU.

La aparente inclinación de muchos países europeos a apoyar esa independencia unilateral ha causado en los últimos días una crisis en el Gobierno serbio, después de que Kostunica rechazara firmar un acuerdo político y comercial con la UE, ofrecido recientemente.

Sus socios de la coalición gubernamental, encabezados por el presidente serbio, Boris Tadic, aseguran que el acercamiento de Serbia a la UE y la solución del estatuto de Kosovo son asuntos separados, y están a favor de la firma del mencionado acuerdo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios