La oposición de Kenia suspende sus negociaciones con el Gobierno

  • El motivo de esta suspensión son las divergencias sobre el reparto de poderes para el gabinete de coalición que se quiere formar

La oposición de Kenia ha anunció la suspensión de sus conversaciones con el Gobierno por divergencias sobre el reparto de poderes para el gabinete de coalición que se quiere formar, dijeron fuentes políticas.

El anuncio fue hecho en una rueda de prensa por el secretario general del Movimiento Democrático Naranja (ODM, en inglés), Anyang Nyongo, que también calificó como ilegal y anticonstitucional el Gobierno actual, y pidió su "disolución inmediata".

El ODM y el gobernante Partido de la Unidad Nacional (PNU, en inglés) llevan semanas discutiendo la conformación de un Gobierno de coalición que fue aprobado en los pactos políticos firmados el 28 de febrero pasado.

Aunque la semana pasada se había anunciado un acuerdo definitivo y se dijo que la lista de ministros y sus titulares sería dada a conocer el domingo, nuevas divergencias que surgieron a última hora frustraron el consenso.

Nyongo afirmó que el ODM no volverá a reunirse con representantes del partido del presidente Mwai Kibaki "hasta que no reconozca totalmente el arreglo para compartir el poder con el 50% cada uno, así como un principio de equilibrio en cuanto a las carteras del gabinete".

"El ODM considera ilegal y anticonstitucional el Gabinete actual y pide su disolución inmediata", agregó el dirigente político.

También denunció que el diputado de oposición Fred Kapondi fue apresado en las últimas horas por fuerzas del Ejército, por lo que exigió su inmediata liberación.

El anuncio de la oposición se produjo mientras en la barriada de Kibera, un suburbio en las afueras de esta capital, surgían nuevas protestas por el punto muerto en que se encuentran las conversaciones entre el Gobierno y la oposición.

El acuerdo que se pretendía cerrar ahora forma parte del pacto político firmado a fines de febrero y que fue alcanzado con la mediación del ex secretario general de la ONU Kofi Annan.

Ese pacto cerró unas negociaciones que pusieron fin a más de dos meses de violencia política y tribal surgida tras las elecciones generales del pasado 27 de diciembre.

Kibaki fue proclamado vencedor de esos comicios, pese a las acusaciones de fraude por parte de la oposición.

Más de 1.500 personas murieron y más de 400.000 fueron desplazadas y todavía hoy sobreviven en asentamientos de Naciones Unidas y otras organizaciones humanitarias a la espera de una solución definitiva de la crisis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios