El opositor georgiano Badri Patarkatsishvili murió por "causas naturales"

  • El millonario, que vivía exiliado en el Reino Unido y temía por su vida, fue hallado muerto el martes en su residencia de Leatherhead, a las afueras de Londres

El millonario georgiano Badri Patarkatsishvili, fallecido el pasado día 12 en el Reino Unido, murió por "causas naturales", según los resultados preliminares de la autopsia, informó el jueves la Policía de Surrey (sur de Inglaterra).

Patarkatsishvili, que vivía exiliado en el Reino Unido y temía por su vida, fue hallado muerto a las 23.00 GMT del martes en su residencia de Leatherhead, a las afueras de la capital británica.

Pese a todo, una portavoz de la Policía de Surrey precisó que se realizará una prueba toxicológica que durará varios días.

"Tras una investigación inicial y una autopsia realizada el miércoles, la Policía de Surrey puede confirmar que en este momento no hay nada que indique que la muerte súbita de Badri Patarkatsishvili se debiese a otra cosa que a causas naturales", señaló la fuente.

"No obstante, aún hay que realizar amplias pruebas toxicológicas. Esto llevará varias semanas", puntualizó la portavoz.

La familia señaló que el millonario, de 52 años, murió de un paro cardíaco, mientras que la Policía confirmó que debía proceder a practicar una autopsia para establecer la causa de la muerte.

En ningún momento Scotland Yard, departamento de investigación criminal de la Policía Metropolitana de Londres (MET), estuvo implicada en la pesquisa sobre la muerte del millonario.

El empresario, con intereses políticos y deportivos en su país, había acudido el pasado enero a las elecciones presidenciales de su país, en las que resultó reelegido Mijaíl Saakashvili.

En diciembre del 2007, un mes después de haber apoyado en Tbilisi unas manifestaciones contra el Gobierno georgiano, que le acusó de planear un golpe, Patarkatsishvili confesó que temía ser asesinado.

En una entrevista con "The Sunday Times", el magnate reconoció que no quería volver a Georgia a raíz de la publicación en un periódico de unos extractos de una supuesta conversación entre el Ministerio del Interior georgiano y un posible sicario.  En ella, los interlocutores analizaban dos opciones para hacerle "desaparecer completamente".

Una optaba por asesinarle en una de visita a Londres y se parecía al plan que en noviembre del 2006 acabó con la vida del ex espía ruso Alexander Litvinenko, quien murió por una dosis de la sustancia radiactiva polonio-210.

La otra apostaba por aniquilarle cuando se desplazara en su avión privado a su castillo en el sur de Georgia.

Preguntado si se sentía seguro en Gran Bretaña, Patarkatshisvili reveló que tenía "120 guardaespaldas, pero no es suficiente".

Nacido en Tbilisi en 1955, Patarkatshisvili se enriqueció durante la privatización de las industrias estatales rusas en la década de los pasados años 90, y se calcula que su fortuna asciende a 6.000 millones de libras (unos 8.000 millones de euros)

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios