El republicano Romney abandona la carrera por la Casa Blanca

  • La decisión de Romney, millonario empresario de 60 años, deja el camino libre al senador John McCain, gran favorito para convertirse en el candidato republicano a suceder al presidente George W. Bush.

Comentarios 2

El ex gobernador de Massachusetts y aspirante a la candidatura republicana a la Casa Blanca Mitt Romney anunció que abandona la campaña electoral, lo que supone un claro impulso para el actual favorito, John McCain.

En un discurso pronunciado ante la Conferencia de Acción Política conservadora en Washington, Romney aseguró que no ha sido una decisión fácil pero que ha "llegado el momento de ponerse a un lado por el bien de nuestro partido y nuestro país. No me gusta perder".

Romney aseguró que "si lucho desde mi campaña, hasta la Convención republicana (que se celebrará en septiembre en Minneapolis), impediré el lanzamiento de una campaña nacional y facilitaré que Hillary Clinton y Barack Obama ganen".

"En estos tiempos de guerra, no puedo dejar que mi campaña ayude a alguien que se ha rendido ante el terror", dijo en referencia a ambos demócratas, a los que ha criticado reiteradamente por lo que considera su derrotismo ante el terror.

A su vez, subrayó que la idea de retirarse de la contienda electoral "no ha sido una decisión fácil, no me gusta perder (...) todos me habéis dado mucho. Si esto sólo me implicara a mí, seguiría. Entré en esta carrera porque quiero a EEUU".

Romney también reconoció que ha estado en "desacuerdo en relación a varios temas" con McCain "pero estoy de acuerdo en hacer todo lo posible para ganar en Iraq, para encontrar y ejecutar a Ben Laden y para eliminar a Al Qaeda y el terrorismo".

A su vez, opinó que Estados Unidos "no debe ser rehén de personas como Vladimir Putin, Hugo Chávez y Mahmud Ahmadineyad", presidentes de Rusia, Venezuela e Irán, respectivamente.

"Más de cuatro millones de personas me han dado su voto para que sea presidente, menos de los 4,7 de McCain, aunque eso ya quiere decir algo. Once estados me han dado su apoyo hasta ahora, comparados con lo trece suyos. Y como el tamaño sí importa, él lo ha hecho mejor con su número de delegados", dijo Romney.

La carrera electoral por el bando republicano estará ahora en manos del senador por Arizona John McCain, que figura como favorito, el ex gobernador de Arkansas Mike Huckabee y el congresista por Texas, Ron Paul.

Romney obtuvo en las elecciones primarias celebradas este martes en 24 estados del país un resultado inferior al que esperaba, pues solo ganó en seis estados, frente a su rival más directo John McCain, que ganó en ocho.

La decisión de Romney, que se ha gastado 35 millones de su fortuna personal en esta campaña, fue tomada tras una reunión con su equipo de colaboradores.

A lo largo de todo el proceso de primarias, Romney -que profesa la religión mormona- ha ganado en 11 estados, lo que le había permitido sumar 270 delegados para la Convención Republicana de la primera semana de septiembre. Esta cifra se sitúa muy por debajo de los más de 700 delegados que ha logrado el senador John McCain.

Mike Huckabee se encuentra en tercer lugar, con unos 180 delegados, y en cuarto y ultimo lugar el congresista Ron Paul, con 16, lo que prácticamente le descarta en esta carrera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios