'Aballay, el hombre sin miedo', premio a la mejor película

  • El Festival Internacional de Cine Western logra reunir en Tabernas a Frank Braña, Saturno Cerra, Craig Hill, Rafael Romero Marchent, Eugenio Martín y Teresa Gimpera

El I Festival Internacional de Cine Western de Almería Almería Western Film Festival reconoció ayer como mejor película Aballay, el hombre sin miedo del director Fernando Spiner, un galardón que le fue entregado por la diputada de Cultura, María del Mar Vázquez. El premio del público recayó en el film The warrior's way , producida por parte del equipo de El señor de los Anillos. El festival vivió el sábado una noche histórica con la celebración de un foro sobre el western donde participaron algunos de los históricos que hicieron realidad este género en Almería. Las intervenciones fueron moderadas por el escritor Carlos Aguilar y participaron los actores Saturno Cerra, Frank Braña, Teresa Gimpera, Craig Hill y los directores de cine Rafael Romero Marchent y Eugenio Martín y Cándida López, viuda del gran actor Aldo Sanbrell.

El salón del Fort Bravo se lleno de público para disfrutar de las anécdotas y vivencias de estos grandes del cine. Entre el público se encontraba Fabio Testi, Dan Van Huse y Al Matthews. También hubo muchos seguidores y aficionados al cine del oeste que no quisieron perderse la oportunidad de poder saludar personalmente a estos actores, algunos de los cuales tuvieron que hacer un gran esfuerzo como el caso de Craig Hill y Frank Braña.

Saturno Cerra recordó que su participación en los westerns se inició con Sergio Leone. "En una cafetería en Madrid me conoció Leone y me dijo que si quería trabajar en el cine. Me pase por la oficina y vine a hacer un papelito con Frank Braña, en El Bueno, el feo y el malo. Teníamos un travelling muy largo y era un día de mucho calor y yo tenía una diarrea tremenda. Se lo dije a Leone que en un momento dado iba a cortar el plano porque estaba malo del estomago. Y Leone me prohibió tajantemente cortar el plano".

Rafael Romero Marchent, que anunció estar muy triste y viviendo una gran soledad desde que quedó viudo. "Cuando yo empecé que lo hice de actor en el año 1944 estaba muy mal visto ser actor. Hoy gracias a Dios se ha hecho justicia y ser actor es ser algo súper importante". Romero Marchent lleva 70 años vinculado al mundo del cine. "Esta profesión me ha hecho disfrutar y ser feliz y tener muchos premios importantes". Eugenio Martín, director de cine, que también trabajó en los años dorados en Almería, reivindicó el nombre de western para las películas que se hicieron en Almería. "En aquellos años se hicieron muchísimas películas en Almería, y algunas de ellas de poca calidad. El nombre de spaghetti western fue para esas películas de menos calidad".

Craig Hill, actor casado con Teresa Gimpera y afincado en España recordó que había rodado 16 western en Almería. "Estoy muy contento de regresar a Almería después de muchísimos años. Estoy muy emocionado, es difícil, contener las lágrimas. Ha cambiado tanto todo, pero todo el mundo ha cambiado en más de 40 años".

Teresa Gimpera, reconoció que había hecho pocos westerns y subrayó que "yo acompañaba a Craig cuando venía a Almería a rodar. Mi experiencia en Almería fue un rodaje con Stephen Boyd, y recuerdo que pille un gran enfado porque hubo una escena muy difícil donde hubo una explosión en el rodaje en torno a un pozo que causó ciertas quemaduras en el culo a los gitanos que hacían de extras y de figuración en la película".

Frank Braña, que ha realizado un gran esfuerzo para estar en Tabernas, ya que tiene problemas respiratorios, explicó que "quiero a Almería, porque mi hijo nació en Almería. Nunca he tenido un mal momento en Almería". Braña recordaba que "he hecho en el cine desde el Rey de Inglaterra hasta el gitano de Barcelona en Perros Callejeros, el que le cortaba la pilila a El Torete. Mi primera película fue Rey de Reyes, luego Café de Chinitas con Antonio Molina, después con Eugenio Martín hice Los Piratas del Caribe. En películas del oeste he intervenido en 52 películas, por lo que soy el hombre que más veces ha muerto en España".

El cierre a esta jornada tan intensa lo pusieron los especialistas del Fort Bravo con un gran espectáculo de golpes y puñetazos y las chicas del can can que bailaron al son de la música de un pianista.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios