Aparece 'Diario anónimo', el testamento literario y vital de José Ángel Valente

  • Almería, ciudad que el poeta gallego eligió para vivir los últimos años de su vida aparece en esta obra aparecida ayer cuyo responsable es Andrés Sánchez Robayna y ha editado Galaxia Gutenberg

Al poeta gallego José Ángel Valente le obsesionaba la noción de anonimato y pensaba que la biografía de un poeta no interesaba en sí misma, sin embargo ahora, gracias a la publicación de su Diario anónimo, se puede conocer el testamento literario de este poeta y pensador fundamental para el siglo XX.

Así lo considera el poeta canario Andrés Sánchez Robayna, responsable de la edición de Diario íntimo, publicado por Galaxia Gutenberg-Círculo de Lectores y albacea literario del poeta orensano, que presentó ayer este volumen sorpresa, uno de los acontecimientos literarios del otoño.

Y un volumen que se ha podido armar gracias al material -tres cuadernos- que la viuda de Valente, Coral Gutiérrez, entregó a Robayna en 2009, y que había separado del conjunto de documentos y escritos que el poeta dejó a su muerte.

"Se trata de un libro muy especial y decisivo para comprender la obra de José Ángel Valente -fallecido en julio de 2000- y al propio autor. Su pensamiento crítico, y muy autocrítico; anotaciones de sus viajes, su reflexiones, su visión del mundo y del hecho poético y algunos poemas inéditos», ha subrayado Robayna, explicando que el libro contiene fragmentos muy duros y emotivos, como algunos referentes a la muerte de su hijo.

"Sé que puede despertar a primera vista algo de morbo. Pero hay que pasar ese primer umbral para llegar y ver que el libro es una reflexión sobre su visión del mundo y del hecho poético, de alguien único con un perfil intelectual muy distinto del que existía en la literatura española de los años 50 y 60", dijo.

"Valente hizo su aprendizaje como escritor en Inglaterra y Suiza. Leía en inglés, francés e italiano perfectamente -subraya-, por eso también han sido muy costosas las traducciones, que están todas a pie de página. Además conoció a muchos pensadores y escritores como Edmond Jabés; Vasko Popa o Stephen Spender, entre otros".

Diario anónimo reúne los textos del autor de Fulgor, Premio Nacional de Poesía, Príncipe de Asturias o Premio Reina Sofía de poesía Iberoamericana, que comenzó a anotar, no siempre de forma diaria, desde 1959 hasta 2000, el año de su muerte.

El libro incluye referencias a su Galicia natal, que está muy presente en su obra a pesar de su universalidad y que entronca con el mundo de los mitos, que "le interesaban mucho, como se refleja en sus poemas", subraya Robayna.

María Zambrano, Rosalía de Castro, Lezama Lima, Octavio Paz, Juan Ramón Jiménez, Baudelaire, Dante, Magris, Goethe, Milton, Montaigne, Freud, Holderlin, Walter Benjamin, Willem de Kooning o el libro del Tao Te King son algunos de los que se pasean por este diario, junto con París, Ginebra o Almería, el lugar que eligió para vivir los últimos años de sus vida.

Un libro cuyos textos o fragmentos sirvieron después para algunos de sus ensayos posteriores, y que se suma así a otro libro póstumo y de vital importancia en la bibliografía del autor: "Fragmentos de un libro futuro".

"Yo creo que José Ángel estaría encantado con la publicación de este diario, porque la edición es impresionante después de un trabajo que ha sido una locura», ha matizado el poeta canario, que firma una amplia introducción y que también ha citado a Nicanor Vélez como responsable de la colección de poesía de Círculo de Lectores-Galaxia Gutenberg.

José Ángel Valente escribe en francés su última nota, y la última del libro traducida por Robayna: "Es escritor aquel para quien el lenguaje crea un problema, aquel que siente su profundidad, no su instrumentalidad o su belleza". Como curiosidad hay bastantes reservas de este libro en algunas librerías almerienses, ya que Almería ocupa un papel fundamental en la vida de Valente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios