Aywa alegró con fiesta y fusión la noche en el Mesón Gitano

  • El grupo fundado en Montpellier hizo bailar el sábado a los asistentes del Festival Alamar

Adil Smaali en la voz y guitarra; Damien Fadat a la flauta travesera; Laurent Eulry en el saxofón; Théophile Vialy a las voces y guitarra eléctrica; Guilhem Chapeau en el bajo eléctrico y tablas y Damien Hilaire en la batería conforman Aywa, la formación que brilló el sábado con luz propia en la tercera de las cuatro citas de Alamar, el festival de Músicas del Mundo que organiza el Área de Cultura, Educación y Tradiciones del Ayuntamiento de Almería, que este año se está desarrollando en el Mesón Gitano y que está cosechando una gran aceptación con los conciertos ya celebrados de Tetuán Asmir Ensemble y Kiko Veneno.

El sábado la propuesta musical era bien diferente. Con aires de rock, jazz o reggae, Aywa conquistó a los asistentes al recital porque, pese a su carácter abierto, dejaba latir en cada canción una fuerte impronta de la música de raíz del Magreb. El grupo nació en 2011 del reencuentro de varios músicos de la escena de Montpellier, todos ellos con el denominador común de su pasión por las músicas del mundo, todos ellos de diferentes orígenes, lo que explica en parte la gran fusión con la que dotan a su música.

Las conexiones de la música son tan infinitas que hubo momentos en los que Adil Smaali, un frontman empático y dinámico, recordaba en muchas ocasiones a Miguel Campello de Elbicho, como también algunas improvisaciones del grupo, especialmente por la sonoridad característica de la flauta travesera.

Al permitir que cada músico exprese su creatividad en el trabajo de composición de la banda, Aywa consiguió transmitir una identidad propia e innovadora. Ese espíritu de compartir la diversidad tuvo respuesta desde el inicio en el intercambio de energía que le unió al público a través de un viaje de hora y media. Todo ello con un mensaje de esperanza y de paz.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios