Benjamín Prado cuenta a 250 alumnos de Roquetas sus inicios en la poesía

  • El poeta participó en 'El poeta y los jóvenes' celebrado en la Biblioteca Municipal

La presencia de Benjamín Prado siempre levanta expectación. Persona con una trayectoria intachable y persona con facilidad de palabra participó el pasado jueves en la actividad El poeta y los jóvenes, que coordina Diego Reche y que organiza la concejalía de Cultura de Roquetas. Entró como los toreros, haciendo el paseíllo hasta la mesa, acompañado de María Dolores Ortega, concejal del área de cultura, mientras los 250 jóvenes, que abarrotaban el Salón de Actos de la Biblioteca de Roquetas de Mar iban terminando de sentarse y recibirlo con un aplauso.

Se acercó a Diego Reche y le pidió el díptico con su poema Mara, que habían leído los alumnos en sus aulas estas últimas semanas. El profesor, extrañado, le preguntó si no traía ningún libro para hacer su lectura de poemas. "No es necesario con los dos del díptico tengo bastante".

Y así fue, comenzó relatando una anécdota que provocó la risa. Luego fue de Alberti a Ángel González, salpicado todo de historias vividas, que desembocaron en el poema de Mara y todo su proceso creador, las experiencias de las que partía, esa cercanía entre el amor y la muerte, y la historia de un poema que había permanecido en sus libros a pesar de ser de juventud. Luego quiso saber qué opinaban los jóvenes sobre aquel poema y estos fueron comentando sus sensaciones.

La segunda parte se inició con la canción Menos dos alas que cantó el alumno del IES Sabinar Javi Fuentes y que dio paso a la lectura de los poemas por parte de los alumnos de los siete centros participantes. Del IES Las Marinas leyeron Aitana Lirola, José Antonio Yélamos y Ángel Martínez; del IES Algazul, Isabel López, Claudia Suárez y Beatriz López; del IES Sabinar Clara Moreno, Jesús Espadas y Álvaro Zapata.

Del IES Mar Mediterráneo, Marta Boga, Laura López y José Madrid; del IES El Parador: Davinia Varo, Sergio Gómez y Paula Madrid; del IES Turaniana: Sonia Dacosta, Mariana Scridou, Nora Sakhi y Kantar Kamluchi y del Carlos III: Carmen Martínez, Mario López y María del Mar Sánchez. En esta variedad de versos dominaron los que recordaban a algún ser querido que ya había muerto: padre, abuelos, amigos... otros se cargaron de metáforas para explicar la ausencia o el amor. Finalmente y como regalo Benjamín Prado quiso terminar leyendo el poema del que había hablado durante la mañana titulado Mara.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios