Blanca Portillo: "En Segismundo he encontrado la perfección de la palabra"

  • El público quedó fascinado ayer en el Encuentro que tuvo con los actores de la Compañía Nacional de Teatro Clásico que el viernes representaron 'La vida es sueño' en el Padilla

Sobre el escenario es una actriz fascinante. Fuera del escenario es una persona divertida y que además da gusto escucharla hablar sobre su amor al teatro y sobre todo al personaje de Segismundo, que interpreta en La Vida es sueño de la Compañía Nacional de Teatro Clásico. Después del exitazo obtenido en la representación del pasado viernes, ayer por la mañana, Blanca Portillo y varias actores de la compañía mantuvieron un encuentro con el público en la Escuela de Música de Almería.

Portillo dejó bien claro que "en Segismundo he encontrado la perfección de la palabra, porque no puede decir cosas tan hermosas, tan bien dichas y tan profundas y además es un personaje con un alma impresionante". Junto a Portillo estuvieron también los actores Marta Poveda, David Lorente y Fernando Sansegundo.

Blanca Portillo, que interpreta a Segismundo, transmitió su pasión por el personaje al que interpreta pero, sobre todo, mucho entusiasmo que es el que "yo misma siento por esta obra, por este equipo que tenemos ahora en la Compañía y por mi Segismundo, que se vendrá conmigo allá a donde yo vaya, porque este personaje me está marcando y mucho".

Durante una hora y media los actores se mostraron despreocupados, efusivos, cómicos y, sobre todo, muy felices consiguiendo transmitir al público su satisfacción por el trabajo que llevan haciendo ya durante 112 funciones, en teatros todos distintos "a los que nos hemos tenido que adaptar porque cada espacio escénico es diferente, un nuevo mundo, al que nos adaptamos y hacemos nuestro".

Por otro lado, Blanca Portillo matizó que "para que una obra funcione, el equipo también tiene que funcionar y este funciona muy bien. Además, todos trabajamos mucho y a fondo la obra. Y es que la palabra no es sólo palabra. La palabra es acción y no nosotros actualizamos la palabra, no sólo la verbalizamos, haciendo que el público no se aburra, que quiera a nuestros personajes como nosotros los queremos. Siempre hay que tener en cuenta que la palabra es vida".

Sin duda, el elenco de actores de la Compañía Nacional de Teatro, dirigidos por Helena Pimienta, consiguió hacer una demostración clara de que los clásicos no son aburridos haciendo del patrimonio que es el teatro clásico y el del Siglo de Oro español vuelva a estar en boga. Y es que el texto que interpretan desde la CNTC conecta con todo el público e incentivará a hacer más teatro clásico.

Hay que subrayar el gran éxito obtenido el pasado viernes con la representación de La Vida es sueño. Blanca Portillo, como Segismundo, hizo que todo el público se conmoviera en sus butacas haciendo suyos todos y cada uno de los sentimientos de los personajes que allí aparecían en escena.

El montaje de la CNTC, La Vida es Sueño de Calderón de La Barca, es una obra con una extraordinaria riqueza formal y profundidad. Desde el principio, el público quedó sorprendido por la concepción plenamente conflictiva de sus personajes, sus intensas vivencias y tensiones, dentro de la perfecta estructura arquitectónica en la que se mueven.

Los temores de los personajes se convirtieron el viernes en los temores del público, sus anhelos en los anhelos del espectador, su lucha por sobrevivir en un mundo habitado por la incertidumbre fue la de los presentes en el patio de butacas.

Las palabras de los personajes, aunque más abundantes y complejas que las que normalmente se verbalizan, no se convirtió en un problema para el espectador que se quedó boquiabierto y estupefacto ante la magistral actuación de todo el elenco de actores encabezados por una asombrosa Blanca Portillo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios