Carmen Ortiz asiste al homenaje a los viejos parraleros celebrado en Almería

  • La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural participo en la Muestra de Variedades Históricas de Uva En el acto participaron Gracia Fernández, Trini Cabeo y José Nicolás Ayala

La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Carmen Ortiz, presidió ayer en Almería el Homenaje a los Parraleros que organiza el Museo Provincial de la Uva del Barco de Terque, el Grupo Ecologista Mediterráneo, la Autoridad Portuaria de Almería, el Ayuntamiento de Terque y la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía y que reconoce "la silenciosa pero importante labor" que llevan a cabo estos profesionales almerienses en la conservación de variedades autóctonas de uva de mesa.

El año pasado, Almería fue la primera provincia andaluza en ventas de uva al exterior. En cuanto a superficie, la provincia cuenta actualmente con 83 hectáreas dedicadas a la uva de mesa y 1.067 hectáreas a la uva para vinificación.

Este acto, en cuya celebración colaboran el Museo de la Uva del Barco de Terque y Cajamar, se enmarca en el proyecto Biodiversidad Domesticada que desarrolla el GEM desde hace diez años y que, como resaltó Ortiz, supone un "esfuerzo encomiable por evitar la desaparición de cultivos autóctonos que tienen un gran valor como patrimonio genético e incluso cultural".

En su intervención, la consejera destacó que aunque cuenta con una producción modesta, la uva de mesa es "un nicho con posibilidades si se apuesta por la calidad y la diferenciación". A modo de ejemplo comentó el "gran salto cualitativo" que ha experimentado la producción vitivinícola de Almería, que cuenta con cinco denominaciones de calidad 'Vinos de la Tierra' y cuyos caldos se exportan a países como Japón, Estados Unidos o China. Las ventas de vino almeriense en el exterior han duplicado su valor desde 2010, superando los 1,5 millones de euros en 2015.

El objetivo del acto celebrado ayer en la Delegación del Gobierno en Almería era reivindicar la conservación de los históricos parrales de la provincia y homenajear a los últimos parraleros que conservan las antiguas variedades de uva.

En dicho acto también estuvieron presentes la delegada del Gobierno de la Junta, Gracia Fernández; el alcalde de Terque, José Nicolás Ayala Amate; Trini Cabeo, presidenta de la Autoridad Portuaria de Almería y el alma mater del proyecto Antonio Rubio Casanova, natural de Tíjola, técnico agrícola y miembro del Grupo Ecologista Mediterráneo, que desde hace años trabaja por toda la provincia en la localización de las variedades desaparecidas.

El centro neurálgico del programa es el Parral del Museo Provincial de la Uva del Barco de Terque, donde se conservan 46 variedades históricas diferentes de Uva de Mesa de Almería, que hoy, se puede afirmar, han sido salvadas de su posible desaparición, gracias a la colaboración de parraleros de toda la provincia y al trabajo incansable de Antonio Rubio Casanova.

Otro de los objetivos del programa, es la difusión de estas variedades entre parraleros, particulares e instituciones interesadas en su conservación. En diez campañas consecutivas se han repartido más de 9000 parras de las distintas variedades, dentro y fuera de la provincia, como la Ohanes, Del Cuerno, Lorita, Flor de Baladre, Cuerno de Buey, Corazón de Cabrito, Imperial Roja, Corinto, Durilla, De Pan, Valenci, o Casta de Beires, entre otras.

Durante el acto se realizará el reconocimiento a los parraleros, que ha recaído este año seis parraleros de diferentes pueblos. Recibieron un gran homenaje Teodoro Cerezuela Valverde, de Beires, por la conservación de la variedad Casta de Beires o Parra de las Puertas así como Miguel García Herrera, del Barranco de Los Lobos (Sorbas) por la conservación de la variedad Uvas Cascabeleras.

También recibieron la distinción Francisco Hernández Plaza, de Fiñana, por la conservación de las variedades Ojo de Liebre y Gitanas Negras; Antonio Miguel Carrión García, de Cela (Lúcar) por conserva la variedad Uva de Ohanes o del Barco; Dolores Sánchez Sánchez, de Padules por conservar la variedad Uva de Datilillo Largo y Alejandro López Mármol, de Tíjola por conservar las variedades Cojón de Gato y variedad negra del Cortijo La Rula

En el acto se degustaron uvas como la Molinera ó del Cuerno por los asistentes y se pudo disfrutar de un precioso y colorido bodegón con racimos de las diferentes variedades que estos días se han cortado por toda la provincia. Fue un acto muy emotivo donde los viejos parraleros fueron los protagonistas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios