Chema Madoz llena el CAF con 70 imágenes en blanco y negro

  • La muestra del gran fotógrafo se inaugura esta noche a partir de las 20 horas en Almería

La Consejería de Cultura a través del Centro Andaluz de la Fotografía, ha programado la muestra Chema Madoz, que estará instalada en las dos salas de exposiciones del CAF, desde hoy jueves, 2 de julio al 20 de septiembre.

Exposición, compuesta por 70 fotografías de mediano y gran formato, todas en blanco y negro, realizadas entre los años 2000 al 2005, realizada por el fotógrafo madrileño Chema Madoz, Premio Nacional de Fotografía, en la que se pone de manifiesto el desarrollo de los conceptos y las técnicas con las que Chema Madoz ha venido trabajando desde principios de los años ochenta y que representan una fascinante e inagotable colección de ideas.

"Esta colección de fotografías de Chema Madoz nos propone un juego de percepción. Las imágenes nos hablan, nos proponen un paseo por el entendimiento. Pero no se trata aquí de descubrir la solución de un jeroglífico", apunta Borja Casani, comisario de la muestra.

"El enigma está resuelto. Era antes de que el artista descubriera su resolución plástica donde se encontraba en potencia el insondable sentido de las cosas que silenciosas y quietas en el lugar que les adjudicamos, se pasan todo el tiempo hablando", dice Casani.

Durante el periodo de exhibición de la exposición se proyectarán, con idéntico horario, el audiovisual Chema Madoz, del proyecto Oral Memories y el documental Chema Madoz, regar lo escondido, de la serie Imprescindibles de Radio Televisión Española.

Chema Madoz, (1958) cursa estudios de Historia del Arte en la universidad Complutense de Madrid, entre 1980 y 1983, que simultánea con su formación fotográfica en el Centro de Enseñanzas de la Imagen.

Realiza su primera exposición de fotografía en 1985 (Real Sociedad Fotográfica de Madrid), a la que seguirán numerosas muestras colectivas e individuales tanto en España como en otros países. A principios de los años noventa posee ya un lenguaje definido y personal. Su mundo se centra en la presencia insólita y poética de los objetos que selecciona y dispone en escenarios íntimos, construidos por él mismo, y que fotografía en blanco y negro, extrayendo de ellos una luz y un aliento poético de gran capacidad de seducción para el espectador. En su obra - próxima a la poesía visual, a la pintura y a la escultura -, los objetos, descontextualizados, se trascienden a sí mismos y enseñan algo que una mirada ordinaria oculta. Toma la mayoría de sus fotografías con luz natural.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios