El Congreso de la Transición Española acabó tratando el mundo de la cultura y los pueblos

Dolores Thion, profesora de literatura española de la Universidad de Pau en Francia en el VII Congreso Internacional sobre la Historia de la Transición Española, expuso el tema Dialécticas sobre el mundo rural de los años 60 y 70: ideologías y representaciones literarias. En su ponencia afirmó que la transición en la literatura empezó mucho antes y fue un momento de experimentalismo. Una literatura que no es sólo urbana en la que el mundo rural tuvo su importancia. Los escritores se comprometen en los cambios y presentan proyectos alternativos al realismo social. El retorno al mundo rural representa un desafío para la recuperación de la verdad, para lo que hubo que buscar un nuevo discurso.

La ponente se centró en dos obras literarias: Campos de Níjar, de Goytisolo, y Tierra de Olivos de Ferres. En las dos obras se intenta captar la realidad. Los viajeros alternan la descripción de la naturaleza con la de la vida de los habitantes. Describen espacios inhóspitos, adversos, asociados al clima.

Tamar Rachel Groves de la Universidad de Extremadura en su intervención analizó la importancia del mundo rural en el proceso de la transición desde diferentes ámbitos académicos, concretamente la de los maestros.

"Los maestros son unos de los actores principales del tardofranquismo sobre todo en la educación primaria. No sólo ello, sino que también se les intenta guiar cada vez un poquito más. Surge así un tipo de profesor más valorado socialmente debido a que hay un interés creciente por la cultura".

"Era frecuente que a veces se produjera un choque entre el mundo rural y profesorado debido a que impregnaban con lo urbano al mundo rural señaló Tamar Rachel Groves.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios