Los alumnos del Conservatorio llevan a Bach y Mozart al Círculo Mercantil

  • Unos 40 estudiantes dirigidos por el profesor Francisco Román Eusebio ofrecieron anoche un gran concierto · El Salón Noble se quedó pequeño para acoger esta actividad de los jóvenes estudiantes.

La Orquesta de Alumnos del Real Conservatorio de Música de Almería ofreció anoche un concierto con obras de Mozart, Brahms, Rossini y Strauss en el Salón Noble del Círculo Mercantil de Almería.  Hubo hasta público que se quedó de pie puesto que se llenó totalmente el aforo de la sala.

La Orquesta estaba formada por cuarenta jóvenes estudiantes de música y fue dirigida por  Francisco Román Eusebio, profesor del Real Conservatorio Profesional de Música de Almería.

La primera parte la protagonizaron la Orquesta de Alumnos de 5º y 6º de Enseñanzas Profesionales. Los jóvenes músicos dirigidos magistralmente por Román interpretaron la Serenata de la Pequeña Serenata Nocturna y la Sinfonía de los Juguetes, ambas de Mozart. Luego  interpretaron ante la atenta mirada del público que escuchó en absoluto silencio la pieza Variazione in blue de Jacob de Haan.

Impresionante fue escuchar El Barbero de Sevilla de Rossini  para concluir una selección de la Zarzuela de J.A. Roda. El público agradeció el esfuerzo de los jóvenes  estudiantes con un caluroso aplauso.

Tras unos minutos para cambiar a los componentes de la orquesta, ya que la segunda parte la hicieron la Orquesta de Alumnos de 3º  de Enseñanzas Profesionales comenzaron con la Marcha Militar de Schubert. Luego sonaría Aranjuez-mon amour de Joaquín Rodrigo con arreglos de Rutterford.  Al público le encantó El Murciélago de Strauss para cerrar con Carmen Sylva de Ivanovici y la Danza Húngara nº 5 de Brahms.

Un público muy respetuoso que escuchó la música en silencio

El concierto ofrecido ayer por los alumnos del Conservatorio tiene como objetivo mostrar sus enseñanzas a un público en general. Eso sí, el público que asistió al Círculo Mercantil dio ejemplo de saber escuchar y sobre todo, hacerlo en silencio. Fue un concierto muy variado en cuanto a repertorio pero que mostró lo bien preparados que están los jóvenes alumnos del Conservatorio. Admirable el profesor Francisco Román que dirigió a los alumnos con gran profesionalidad, haciendo un concierto intenso y a la vez muy interesante. Las piezas ofrecidas gustaron mucho, con lo cual se acertó plenamente en el repertorio. Y por supuesto, destacar el enclave del concierto, el salón Noble, un lugar excepcional, donde la música suena tan bien.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios