La Cueva de San José de Terque acoge la exposición sobre la literatura de kiosco

  • La muestra fue inaugurada el viernes con la presencia de muchos vecinos que leyeron fragmentos de 'El pan y la tierra' de Ángel Cazorla

La Cueva de San José de Terque acogió el pasado viernes la inauguración de una exposición temporal dedicada a la literatura de kiosco. El acto contó con la participación de los vecinos que leyeron fragmentos de la novela El Pan y la Tierra, obra del escritor de Santa Cruz de Marchena Ángel Cazorla Olmo. Fue inaugurada por el alcalde de Terque, José Nicolás Ayala y el Director de los Museos, Alejandro Buendía.

La Cueva de San José acoge esta exposición hasta junio de 2016, siendo la propuesta anual de exposición temporal de los Museos de Terque, realizada con sus propios fondos y fruto de su trabajo de investigación.

En ella se recupera la literatura que se vendía en los kioscos y que ocupó un lugar muy relevante en la cultura popular de nuestro país en el siglo XX y en el desarrollo del hábito de la lectura como entretenimiento.

La exposición hace un repaso por la literatura de kiosco, sus antecedentes, los folletines hasta el libro de bolsillo, por los diferentes géneros (del oeste, la novela rosa, la de ciencia ficción, la policíaca, la cinematográfica, literarias) y por los autores y editoriales.

Hay una atención especial hacia los escritores nacidos en Almería como es el caso de Ángel Cazorla Olmo, Enrique Cuenca Grancha y el portadista Manuel Prieto Muriana, estos dos últimos completamente desconocidos en Almería, hasta su descubrimiento por esta exposición.

Entre las características de estas obras, destacan su corta extensión, entre 60 y 100 páginas, su impresión en formato reducido -de bolsillo- y en papel de mala calidad y presentadas con atractivas portadas muy coloristas e ilustraciones interiores. Estas obras fueron comercializadas a precios muy económicos y en sitios diferentes (kioscos, tiendas) donde también se podían intercambiar por una pequeña cantidad por lo que resultaban asequibles para un público lector muy amplio.

Esta literatura también llamada novela popular ha sido menospreciada en ciertos ámbitos intelectuales, estando poco representada en los fondos de las bibliotecas públicas a pesar de la calidad de muchos de sus autores y colecciones.

Las colecciones de novela corta literaria, en formatos reducidos y precio económico, alcanzarán gran popularidad y tiradas. Benito Pérez Galdos (1843-1920) dijo refiriéndose a ellas que ""poco, muy poco, leían los españoles de mi tiempo. Una edición de 2.000 ejemplares tardaba en venderse. Ahora estos jóvenes hacen tiradas de 4.000 ejemplares y las agotan en menos de un año. Han logrado el milagro de que el pueblo se apasione por las novelas. De rebote nos han beneficiado a los escritores de mi tiempo, ya que también vendemos bastante más".

Esta exposición ya estuvo en la Biblioteca Villaespesa de la capital y tuvo una gran aceptación ya que es curiosa y muy rica en contenidos. El esfuerzo ha merecido mucho la pena.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios