Daniel Ortega rueda su corto 'Alfileres' donde aborda el tema del Alzheimer

  • Los protagonistas son Cristóbal García y Blanca Pérez Vicente, abuela del director que se reinterpreta, ya que padece Alzheimer · La banda sonora ha sido compuesta por el almeriense Manuel Rubio López

El fotógrafo Almeriense, Daniel Ortega Muñoz dirige el cortometraje Alfileres, una visión íntima de la enfermedad de Alzheimer. La enfermedad, o mal de Alzheimer, que afecta a casi un 7% de la población mayor de 65 años, ha sido objeto de documentales y cortometrajes.

Salta a la vista que este no es uno mas. Daniel le ha dado un enfoque muy especial a su trabajo Alfileres, tanto a nivel artístico como a nivel emocional. Daniel quiso reflejar en este corto a la enfermedad en si, como un personaje más. Para ello recurrió al actor Cristóbal García, proponiéndole uno de los papeles mas surrealistas en que se ha visto enfundado el actor.

Además, Blanca Pérez Vicente, abuela del director y actriz principal, tanto en el filme como en la vida real, es una abuela como cualquiera, hacendosa, dicharachera, y entregada a su familia, que sufre el mal de Alzheimer. Blanca se ha convertido por unos meses, literalmente, en la protagonista de su propia película. La de su mente, sus recuerdos, y su olvido.

El filme trata de mostrar desde una visión muy personal, el interior de la mente de Blanca, representado mediante escenarios deteriorados por el paso del tiempo, sincronizando dichas imágenes con escenas de la vida cotidiana de este entrañable personaje en su rocambolesco y casi romántico viaje que es la vida, tal y como la concibe de manera singular la mente de Daniel Ortega Muñoz.

Durante el transcurso de Alfileres, Cristóbal García, "el Alzheimer" irá jugando con los recuerdos que Blanca atesora en su deteriorada mente, representados en forma de objetos, cartas y viejas fotografías, hasta hacerlos desaparecer por completo, dejando a Blanca sola ante un mundo adverso e ignoto. Tal y como muestran los síntomas de este gran desconocido como es el Alzheimer.

Durante el filme, les acompañará una banda sonora compuesta expresamente para Alfileres por el joven músico y compositor Almeriense, Manuel Rubio López. Que recién cumplidos sus 18 años, deleita con unas piezas espectaculares al piano. De la mano de Irene Caminero López van unos toques de color que potencian los rostros de los peculiares personajes que, sin recargarlos demasiado, acentúan y suavizan esa expresión en la que recae prácticamente todo el peso narrativo de Alfileres, y por último, corren a cuenta de Sergio López Mata, joven técnico de sonido, las voces y sonidos que explican un poco mejor lo que van a contar las imágenes y la música.

Con este trabajo, es ya la tercera vez que Tenderete Films, "nombre con el que el fotógrafo y diseñador gráfico Daniel Ortega bautizó a su jovencísima y espartana productora personal" se enfrenta a un pequeño pero ambicioso proyecto audiovisual.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios