La obra de Diego Domínguez y su hijo fallecido en CajaGranada

  • El Centro Cultural de la entidad ahorradora acoge hasta el 15 de junio una muestra conjunta de pintura, donde el padre 'rinde un gran homenaje a su hijo'

Comentarios 0

Diego Domínguez, uno de los grandes del periodismo de Almería y excepcional pintor ha visto saldada una deuda que tenía contraída hace tiempo. Esa deuda era rendir un homenaje a su hijo Diego Domínguez Velázquez de Castro, fallecido con 28 años hace ya más de 25 años. La exposición del trabajo de ambos, que lleva por título "Ilusiones rotas" se puede contemplar en el Centro Cultural de CajaGranada hasta el día 15 de junio.

En la inauguración de la muestra, Diego Domínguez estuvo arropado por su esposa, sus hijos y sus nietos, ya que no hay que olvidar que uno de sus hijos es el gran acuarelista Manuel Domínguez. El que fuera durante muchos años periodista y alternara su trabajo con la pintura señalaba que "estoy muy satisfecho de esta exposición. Han pasado más de 25 años de la muerte de mi hijo, y este homenaje estaba pendiente porque quedó diluido en el tiempo".

Domínguez, muy emocionado apuntaba que "mi hijo era un pintor muy temperamental, un investigador, era muy inquieto. La pintura suya tiene duende".

Con esta exposición, Diego Domínguez ve culminado el proyectado homenaje a su hijo. "Cuando llegue el momento de presentarme ante él, podré decirle: tu homenaje no quedó en el olvido, se desarrolló en un brillante marco, dentro de un ambiente de calurosa emotividad. Tu pintura gustó mucho. Fue una verdadera lástima que nos dejaras tan pronto, abandonando el sitio al que por la valía de tu arte y tu extraordinaria calidad humana allí tenías asegurado".

El pintor recuerda que "mi época pictórica más intensa fue cuando no estaba tan entregado al periodismo. Mi hijo se fueron a estudiar dos a Valencia a hacer Bellas Artes y otro a Granada a hacer Arquitectura técnica. Me encuentro con tres hijos estudiando y con un sueldo que no era muy allá. Me replanté todo, porque no tenia dinero para tanto. Saque para todos, porque hice una exposición en Harvy que fue un éxito".

"De forma esporádica pinto, sobre todos a mis nietos y nietas y hago muchos retratos", confiesa Diego Domínguez que también ha escrito un libro que verá la luz próximamente. "El libro lo presentamos el 5 de junio y son mis memorias. Este libro lo escribí yo para mis niñas sin pensar en ningún momento que fuese a ser publicado".

El libro se titula "Pinceladas de una historia" y son fragmentos y vivencias de la vida de Diego Domínguez. "Yo pretendía dejarle a ellas algunos momentos de mi vida, que me impactan y me marcaron. Me lo pasaron a ordenador porque estaba en folios manuscritos y ahora me encuentro con la sorpresa de que me han hecho un pedazo de libro. Ha quedado bien, porque es un libro que tiene sus emociones y sus chispazos de humor", confiesa Diego.

Recordar que Diego Domínguez Velázquez de Castro nació en Almería el 30 de Octubre de 1953. Realiza sus estudios de Bachillerato en Almería, y se licencia en 1978 en la Escuela Superior de Bellas Artes de "San Carlos", en Valencia, junto a su hermano Manuel.

Trabajador incansable, practica casi la totalidad de los procedimientos artísticos, destacando sus cualidades como excepcional dibujante, escultor, grabador y pintor, en cuya especialidad llega a dominar tanto la técnica clásica como el abstracto, aportando una muy personal forma de realización, con alto contenido emocional.

Fallece en 1981 a la temprana edad de 28 años, siendo homenajeado por sus compañeros de grabado que organizan una exposición.

Etiquetas

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios