En Los Escullos todavía recuerdan la figura del músico Joe Strummer

  • El IEA reunió el sábado a personas que trataron al líder de The Clash cuando vivió en esta zona de Almería hace más de 20 años · Todos coinciden en señalar que era bebedor, culto y muy educado

De gran éxito se puede considerar el homenaje que el pasado sábado tributó el Instituto de Estudios Almerienses a Joe Strummer, líder del grupo The Clash, que vivió durante un tiempo antes de su muerte en la zona del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar. El bar de Jo en Los Escullos registró un lleno absoluto para asistir a la mesa redonda y posteriormente a la proyección de un documental sobre la vida de Strummer.

Antonio Jesús García Che, jefe del Departamento de Arte y Literatura del IEA fue el moderador de la mesa, donde estuvieron Juan Gabriel García, periodista especializado en cine; Fernando Rodríguez, periodista y Carmelo Villar, periodista de Canal Sur.

Juan Gabriel García, un enamorado de los spaguetti-westers, señalaba que "aunque no conocí a Strummer, siempre he sido un seguidor de The Clash. En su intervención, este joven periodista incidió en la importancia que ha tenido el desierto en la historia del cine en Almería a partir de películas como Ojo por ojo.

Carmelo Villar, trabajaba en los años 80 en Antena 3 Radio y en varias ocasiones intentó entrevista a Strummer, pero la tarea fue imposible. "Yo intente varias veces entrevistarlo, pero lo que pasaba es que al final me entrevistaba él a mi. Era un tipo al que no le interesaba en absoluto la notoriedad. No le apetecía que la gente de Almería supiera que estaba en la zona de Níjar".

"Recuerdo de quedar para hacer la entrevista y al final acabábamos hablando de Lorca y de la Guerra Civil. Era mucho más feliz tomándose una tapa de tabernero y una cervecita en un bareto y hablando con el tipo del bar de como iba la venta y de como era su vida, de intentar demostrar nada. Era totalmente la antiestrella del rock and roll", confiesa Villar.

Carmelo Villar tiene claro que "el homenaje a Strummer es muy merecido y es más, creo que las andanzas de este personaje por el Parque Natural de Cabo de Gata y por el desierto de Tabernas, dan para mucho más. Espero que algún día alguien escriba sobre todos estos personajes que un buen día pasaron por aquí o vivieron aquí".

Por su parte, Fernando Rodríguez, tuvo la gran suerte de estar trabajando como camarero en el bar de Jo en Los Escullos cuando Strummer iba allí a beber cerveza. "Recuerdo a Strummer como un tipo que bebía mucho, que era muy gracioso y que siempre estaba rodeado de niños. Era una persona encantadora, muy educado, siempre pagaba de más. Era ademas una persona muy culta".

Rodríguez considera que eligió esta parte de Almería, "porque aquí disfrutaba de un total anonimato". "Aquí iba por la calle y nadie sabía quien era. Disfrutaba mucho de estar metido entre la gente normal y pasar totalmente desapercibido. El tema del famoseo no le iba".

"Recuerdo que se venía conmigo en la moto cuando cerrábamos el bar. Luego le daba esquinazo a la mujer con mucho arte".

Joe Strummer que nació en Ankara el 21 de agosto de 1952 y falleció en Somerset (Inglaterra) el 22 de diciembre de 2002 a los 50 años fue un icono del rock internacional que durante una etapa de su vida eligió Almería y más concretamente la zona de Los Escullos, en San José, dentro del Paraje Natural de Cabo de Gata-Níjar, para vivir y crear.

The Clash fue una banda de rock de las más importantes e icónicas de los años 80. Su líder y principal baza idealista era Joe Strummer que, a modo de curiosidad, se ha destacado que acabó por comprarse una casa en Almería, cerca de San José, y viajando con asiduidad a Granada.

En 1986 tras una fallida aventura por Nicaragua aparecen por Almería y a las ordenes de Alex Cox, director de cine, entre otros: los grupos de rock The Clash, The Pogues y el cantante Elvis Costello; los también directores Dennis Hooper y Jim Jarcmusch; y hasta una; por aquel entonces desconocida Courtney Love.

Querían rodar Directo al Infierno con un guión apenas esbozado. El resultado fue "una historia de sangre, dinero, pistola, café y tensión sexual". Así conoció Strummer la zona de Almería que eligió para vivir.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios