Excelente muestra de danza oriental en el estreno de 'El sueño de Nayib'

  • Gran espectáculo ofrecido por Cristina Samaniego y Rocío Rodríguez junto a sus alumnas en el Teatro Cervantes · Las entradas se agotaron hace días y hubo grandes colas para acceder al recinto el viernes

Comentarios 0

El sueño de Nayib se hizo realidad el pasado viernes en el Teatro Cervantes. El espectáculo de Danza Oriental dirigido por Cristina Samaniego y Rocío Rodríguez llenó de color y alegría el escenario.

Durante una hora y media sesenta alumnas de las escuelas de ambas profesoras bailaron los diferentes estilos de Danza Oriental y Bollywood, dando forma a un argumento que acompañado de bastones, cántaros, panderetas, sables, alas de Isis trasladaron al público al palacio del príncipe Nayib que, gozando de placeres y lujos, decide salir en busca de la princesa soñada, superando envenenamientos y embrujos.

Cristina Samaniego y Alberto Almazán, príncipe y princesa, hilan el argumento en el que Eva López y Rocío Rodríguez, en sus papeles de malvada embaucadora y salvadora adivina, consiguen el esperado reencuentro de los protagonistas.

Las distintas coreografías interpretadas por el grupo de bailarinas acompañan la obra y transmiten la fuerza de una confabulación que alcanza su máxima intensidad cuando Nayib se encuentra con la princesa, representado por un dúo fusión oriental-contemporáneo de Alberto y Cristina, muy aplaudido por el público que supo captar la pasión del momento.

Las alumnas con sus actuación, contribuyeron a desarrollar el entramado de forma exquisita, luciendo un vestuario espectacular, acompañado de las luces, proyecciones, decorado, música y narrador, hicieron un evento de gran calidad que el publico supo valorar.

Debido a la expectación que había suscitado la obra entre el pueblo almeriense y la demanda de entradas agotadas, se formó una cola tan grande que obligo a la dirección a retrasar el espectáculo 30 minutos.

Alberto Almazán, prestigioso bailarín contemporáneo de Madrid y Cristina Samaniego, compañeros del Real Conservatorio Profesional de Danza de Madrid Mariemma, empezaron a trabajar en la pieza hace un año, con el objetivo prioritario de crear en términos de innovación y aportar al baile la impronta de un concepto novedoso en cuanto a forma y estilo, pionero en España.

Cristina Samaniego y Rocío Rodríguez, motivadas por su dedicación a la enseñanza del baile y su trayectoria como prestigiosas bailarinas, buscan la forma de integrar el proyecto de Alberto y Cristina en un espectáculo que contenga diferentes niveles de aprendizaje del arte de la danza, con el reto subir al escenario perfección y aprendizaje; buscando el equilibrio que ofrece compartir maestros y alumnas.

Sin duda la magia creada por alumnas, profesoras y público pone de manifiesto la innegable capacidad creadora de los profesionales almerienses que en este caso pusieron y expusieron lo mejor de cada uno de ellos, siendo capaces de levantar un teatro entregado al buen estilo y buen hacer.

La dirección agradeció la participación de todas las alumnas, el trabajo de todo el equipo técnico, el narrador, colaboradores como el Restaurante Aljaima y el patrocinador Fisiomarina y sobre todo la entrega del público

El Teatro Cervantes se convirtió en la noche del viernes en un lugar de encuentro cultural, con una muestra de clara de trabajo bien hecho a favor del aprendizaje de una disciplina, de un arte.

Etiquetas

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios