Experimentar (con) el rock

En directo o en diferido, en su momento o años después, ¿quién no recuerda como una sacudida la primera escucha de Last Splash, el puñetazo de Cannonball? Luego las idas y venidas, las huidas... Quizás por eso nadie esperaba que a la altura del nuevo siglo, doce años después de su primer álbum, Pod, The Breeders volviera con un disco tan apañado como Title TK. Y ahora, tras otra media docena, este trabajo enorme, aparentemente inasible en su multiplicidad de aristas, de la dulzura a la ira esquivando siempre las formas al uso: experimentar (con) el rock.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios