Fito reúne a 6.500 personas bajo un gran aguacero en Roquetas

  • Lleno en la Plaza de Toros para disfrutar de la música de este bilbaíno y también de la Cabra Mecánica con Lichis a la cabeza, en la gira de su despedida

Comentarios 3

Ni la lluvia pudo con Fito y Fitipaldis. Unas 6.500 personas vibraron el pasado viernes por la noche en la Plaza de Toros de Roquetas en un concierto que muchos pensaron que se suspendería por la lluvia, pero que al final se celebró en un recinto lleno de charcos. Y es que la noche presagiaba que no habría concierto, pero Fito traía un escenario cubierto con lo cual solo podría parar la actuación el que cayera un rayo.

De cualquier forma, a las siete de la tarde ya había publico esperando a las puertas de la Plaza de Toros. Y es que Fito tienes unos fans muy fieles, que incluso desafían a la lluvia. En el concierto por el grupo liderado por Fito Cabrales donde presentó su último disco, Antes de que cuente diez, mezclo las canciones de este quinto trabajo con otras representativas de la carrera de la banda, como Soldadito marinero o La casa por el tejado.

Cabrales no defraudó a sus seguidores. Desde el primer momento, el público tenía ganas de marcha, aunque tuviesen que portar en una mano un paraguas porque la lluvia no dejaba de caer. Apareció sobre el escenario con su característica figura, siempre rematada con una boina.

Como aperitivo para este esperado espectáculo, La Cabra Mecánica sirvió una gran actuación aprovechando esta especial gira de despedida en la que la banda liderada por Lichis presenta su último trabajo, Carne de canción, un disco en el que reúnen versiones, directos, temas de maquetas y tres nuevas canciones.

Después llegó el turno de Fito & Fitipaldis. Nuevas canciones, nuevos músicos y un capitán que resiste al frente de este proyecto creado en 1998 son las bases con las que el grupo se presentó ante un animado público que llenó la Plaza de Toros de Roquetas, convertida casi en una piscina. Fito mezcló en su repertorio temas del nuevo disco con otras de sobra conocidas para el público a través de un repaso por todos sus trabajos.

Con su sempiterna imagen de gorra, camiseta, botas y vaqueros pitillo, el bilbaíno comenzó a desatar el delirio colectivo con el tema homónimo de su nuevo disco y gira Antes de que cuente diez, que engarzó con 'Un buen castigo' y un Por la boca vive el pez. Fito recordó a Bob Seeger en Viene y va y cogió aire introduciendo, cual Knopfler en Local Hero y Me equivocaría.

Hubo también luces, pirotecnia escenográfica a base de grandes pantallas, y bajo los focos una estrella huidiza: Fito Cabrales, antes miembro de Platero y tú, ahora un tipo de plazas llenas. El público vive con mucha intensidad sus conciertos y además lo idolatra. Lo que tiene de pequeño lo tiene de buen músico y excelente cantante.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios