'El sueño de la familia, Fundación y Ayuntamiento, se ha hecho realidad', afirma el alcalde en su visita al Museo Doña Pakyta

  • Rodríguez-Comendador recorre las distintas salas del centro, que reúne una visión general de la creación almeriense en la popular ‘Casa Vasca’

Comentarios 0

“Hoy el sueño de todos se hace realidad, el de Doña Pakyta, su familia, la Fundación Ibáñez Cosentino, y el Ayuntamiento de Almería. Dotamos a la ciudad de nueva una infraestructura cultural para disfrute de los almerienses y turistas”. Con estas palabras el alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, ha querido reflejar la satisfacción por la apertura, en el día de ayer, martes, del Museo de Arte Doña Pakyta, ubicado en la calle Gerona, 2, en la vivienda que donó Francisca Díaz Torres, Doña Pakyta. Se trata de un centro cultural que ofrece una visión general del arte almeriense desde 1880 hasta 1970, con especial atención al Movimiento Indaliano y que se asienta en la popularmente llamada ‘Casa Vasca’, un ejemplo de la arquitectura regionalista de los años 20.

El alcalde ha visitado hoy el museo, acompañado por la familia González Montoya, y Andrés García Ibáñez y Pepe Cosentino, de la Fundación Ibáñez Cosentino. Un espacio que ayer, en su primer día, ya conocieron 600 almerienses. César Torres Díaz, sobrino de Doña Pakyta, ha felicitado por “la conversión de la casa en museo, cumpliendo el deseo de mi tía”, mientras que Andrés García Ibáñez ha hecho referencia a que “muy pocas provincias tienen un museo que recoja las obras de los artistas de su tierra”, y Pepe Cosentino recalcó “el compromiso del Grupo Cosentino por Almería y su cultura”.

El Museo de Arte Doña Pakyta dispone de siete salas, donde se exhiben pintura, escultura, grabado y dibujo. En la primera sala se contempla la pintura almeriense del siglo XIX. En la segunda, el cambio de siglo del XIX al XX. La tercera se abre a la vanguardia histórica de Almería. La cuarta, quinta y sexta se dedica al Movimiento Indaliano. Y la séptima está centrada en artistas que crearon en la órbita de este Movimiento en los años 60 y 70. 

El museo se nutre de obras propiedad del Ayuntamiento de Almería, Fundación de Arte Ibáñez Cosentino y cesiones de particulares. En su interior se pueden contemplar obras de los siete miembros del Movimiento Indaliano: Jesús de Perceval, Cantón Checa, Capuleto, Cañadas, Alcaraz, López Díaz y Miguel Rueda. Además, hay creaciones, entre otros, de Díaz Molina, Bedman, Federico Castellón, Ginés Parra, Dionisio Dodoy, Carmen Pinteño y Eduardo Cruz. Además, cuenta con el Museo Interactivo del Movimiento Interactivo, y una app para personas con discapacidad visual.

El centro se puede visitar de martes a domingo, de 10 a 13 horas y de 17 a 20 horas. Se sumará a la red municipal de espacios culturales de Almería, que ya engloba el Centro de Arte Museo de Almería, el Centro de Interpretación Patrimonial, la Casa del Cine, los Refugios, el Museo de la Guitarra, los Aljibes Árabes y que, en breve, incorporará también la casa del poeta José Ángel Valente.

El Ayuntamiento de Almería tiene previsto iniciar la segunda fase del Museo en el año 2016, lo que permitirá rehabilitar el sótano para ampliar el museo, la buhardilla, los jardines y crear una cafetería exterior.

Para el desarrollo del Museo Doña Pakyta, el Ayuntamiento de Almería ha firmado un convenio con la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino, por la que ésta dirigirá durante los dos próximos años la dirección artística y aportará obras para completar un espectacular museo, que seguro será del agrado de todos los almerienses. El director artístico es Juan Manuel Martín. 

El Ayuntamiento de Almería ha invertido más de 606.000 euros en la primera fase del Museo Doña Pakyta, cuyas obras han sido ejecutadas por la mercantil Jarquil, cantidad a la que hay que sumar 80.000 euros anuales para la musealización por parte de la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino.

Donación

El museo se asienta sobre la vivienda donde vivió Francisca Díaz Torres, Doña Pakyta, que falleció a la edad de 103 años. Se trata de una brillante empresaria almeriense, reconocida por su compromiso con la ciudad y el medio ambiente, y que dejó como legado para la ciudad su propia casa, que el Ayuntamiento de Almería ha convertido en un hermoso museo. 

La adecuación de la Casa Doña Pakyta ha contado con varias fases de actuación, manteniendo todos los elementos de interés arquitectónico existentes, ejemplo de la arquitectura regionalista española de la década de los años 20. Se ha procedido a la rehabilitación de la envolvente exterior de la casa y de la planta baja y primera como salas de exposiciones; restauración de los bienes muebles interiores; se ha procedido a un refuerzo de la estructura, así como la completa eliminación de barreras arquitectónicas con la instalación, además, de un ascensor que permitirá una vista panorámica. 

Etiquetas

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios