La Fundación Barenboim-Said facilita a jóvenes su primer contacto con la música

  • Unos 48 niños y niñas de edades entre los 6 y 12 años participan en un curso de iniciación a la música en el Auditorio Maestro Padilla · Se imparte expresión musical, violín, piano y arpa

La Fundación Barenboim-Said comenzó ayer en Almería un curso de iniciación a la música para alumnos de primaria durante las vacaciones de verano que se desarrolla en el Auditorio Maestro Padilla. Raquel Gilabert, que lleva varios años trabajando en la Fundación y cuyas raíces son almerienses, apuntaba ayer que "es la primera vez que hacemos este curso en Almería y tenemos que decir que ha tenido una gran aceptación, tanta que ha habido que hacer hasta lista de espera".

Las clases, que se celebran en el Auditorio Municipal Maestro Padilla, tienen un doble objetivo, por un lado despertar el interés por la música entre los escolares y contribuir a la conciliación familiar y laboral de sus padres y madres.

La Fundación Pública Andaluza Barenboim-Said imparte, por primera vez en Almería, este curso de iniciación musical para acercar a los niños y niñas al universo instrumental y despertar su interés por la música. En este curso que se desarrolla hasta el jueves al mediodía, fecha en la que se realizará una pequeña audición, colabora el Ayuntamiento de Almería.

Esta siendo impartido por profesores especialistas en educación musical infantil. De hecho ayer se hicieron cuatro grupos correspondientes a Creatividad y Expresión Musical, Violín, Piano y Arpa. Con esta iniciativa la Fundación pretende también contribuir a la conciliación familiar y laboral de padres y madres que trabajen durante los primeros días de descanso escolar de sus hijos. Por ello, la recepción de los alumnos comienza cada día a las 8.30 horas, una hora antes del comienzo de las clases.

Con esta propuesta, la Fundación extiende a Almería su proyecto de educación musical en Andalucía, que llega a más de 2.600 escolares de 23 colegios públicos de educación infantil y primaria y celebra cursos de iniciación a la música durante los períodos de vacaciones escolares.

En la actividad participan escolares de 6 a 12 años de edad, aunque también han sido aceptados los alumnos que, con 5 años, han superado el último curso de educación infantil. Para participar no ha sido necesario tener formación musical previa, ya que durante el curso los profesores de la Fundación imparten de una manera lúdica y enfocada a la educación infantil nociones elementales de educación musical y conocimientos básicos de la técnica de instrumentos como el piano, el arpa, el violín y la creatividad y expresión musical.

Lo curioso de algunos alumnos fue ayer verlos como sacaban el violín de sus fundas y no sabían cogerlos con las manos. El jueves, cuatro días después se podrá ver el avance. "Estos cursos sirven de alguna manera para descubrir grandes talentos, que muchas veces ni los propios padres lo saben. En estos cursos siempre aparecen participantes que tienen una gran vocación", explica Raquel Gilabert.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios