La Galería Acanto acoge las nuevas creaciones pictóricas de seis artistas

  • Exponen sus obras Laia Arqueros, Jordi Garriga, Violeta Guillén, Javier Huecas, Karlos Kaplan y Connie Westendorp · A los creadores les une la sinceridad y la autenticidad en su discurso creativo

La Galería Acanto, que acaba de cumplir 15 años acaba de abrir al publico una nueva exposición que lleva por título 6, Arte Contemporáneo almeriense. La exposición está integrada por obras (pintura, grabado, gráfica digital, fotografía) de 6 artistas que presentan sus proyectos mas recientes.

Algunos de ellos exponen por primera vez en esta galería, y otros son autores con los que llevan trabajando largo tiempo y que están presentes de modo habitual en este espacio expositivo. Cada uno tiene un lenguaje visual y artístico muy diferente, pero les une la sinceridad y la autenticidad en su discurso creativo.

Exponens sus obras, Laia Arqueros (Almería, 1985), Jordi Garriga (Sabadell, Barcelona, 1962), Violeta Guillén (Almería, 1982), Javier Huecas (Prat del Llobregat, Barcelona, 1958), Karlos Kaplan (Almería, 1980), y Connie Westendorp (La Haya, Holanda, 1951).

La poética de los grabados de Laia Arqueros, que compone mágicas escenas con reminiscencias mitológicas, conectan con un imaginario estado primigenio en el que el ser humano aparece plenamente integrado en la naturaleza, en comunión con el resto de seres animales, criaturas que nacen de la arrolladora imaginación de la autora, que consigue conmover con su animalario en el que conviven fiereza y ternura, y con sus personajes entre la placidez y la inquietud

La frescura de las acuarelas de Jordi Garriga en las que, con una exquisita sutileza y simplicidad, y un extraordinario dominio de la técnica del agua al servicio de una inusual sensibilidad, hace su propia interpretación del paraíso, trabajo que sirvió como preparación de los murales al fresco que realizó a principios de este año en la antigua ermita de San Gabriel en la pequeña aldea de Rocacrespa, en la comarca del Garraf , provincia de Barcelona.

Los sutiles grabados de Violeta Guillén, que conectan con las incisiones de las primeras escrituras sobre piedra. Sus laberínticas tramas se entrelazan creando una suerte de texturas y emociones que nos transportan a una antigüedad intuida, a la esencia de la materia, al inicio de la civilización, y del propio ser, en ocasiones con lo mínimo y en otras abigarrando las composiciones, generando vibrantes contrastes.

Las pinturas de Javier Huecas que presenta en esta ocasión rezuman vitalidad; el color se alía con la ensoñación en lúdicas composiciones simbólicas y oníricas por las que se observan a través de la mirilla del alma de este soberbio creador, y vemos por el cristal de sus deseos. Su estado de ánimo lo es todo al pintar. En esta ocasión la explosión vital del autor es un huracán de felicidad; la celebración de la vida, del amor; la primavera en su esencia; el brote, la luz, la tierra; el ser enraizado en su tierra; la intemporalidad de la existencia; la higuera, todo un símbolo de lo que nos precede.

Las composiciones digitales de Karlos Kaplan le sitúan al borde de la melancolía en ocasiones y en otras sacuden enérgicamente por su fuerza. La extrañeza está siempre presente, tanto en sus obras abstractas como en las figurativas. Mundos inquietantes, ensoñados, a veces borrosos, tamizados por la sensible mirada del autor; un creador de imágenes enigmáticas que hacen cuestionar la naturaleza de lo observado; una invitación a traspasar el plano de las meras apariencias para sumergirnos en la dimensión espiritual de los espacios.

Connie Westendorp presenta la colección de pinturas que integran su proyecto Sólo azul y un velero, título del poema que escribe ella misma, como punto de partida y motivación de este profundo proyecto artístico.

En él la autora se embarca en la búsqueda de la esencia, de una esencia que ella encontró desde su ventana frente al mar, y que mediante su poema y sus pinturas logra transmitirnos. Con una espiritualidad oriental, desnuda, casi zen, Connie aúna la esencia de su emoción con la esencia de la pintura, para ofrecer un extraordinario ejercicio de abstracción poética .

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios