Garren sorprende con una gran muestra colorista en galería Argar

  • La exposición de este genio de Olula del Río está siendo muy visitada teniendo una gran acogida por parte del público. Estará abierta hasta el próximo 10 de mayo

La galería de Arte Argar cuenta durante el mes de abril y parte de mayo con una exposición de pintura de lujo. Agustín Sánchez Garren cuelga 41 obras hasta el 10 de mayo. El artista nacido en Olula del Río está contento y feliz porque exponer en esta gran galería era un sueño que se ha hecho realidad.

Aunque hace años que Garren tenía ganas de exponer en Argar, en este año 2011 le ha llegado la oportunidad. "Mi obra se está luciendo mucho en esta gran instalación que lleva tanto años en Almería y que fundara Cantón Checa. Todo el personal de la galería se está portando conmigo de forma maravillosa".

Con respecto a la exposición, Garren explica que "es una exposición muy serena, con muchos sueños donde quiero que participe mucho el espectador. Quiero que cada persona que pasa a verla disfrute y la vea con mucha tranquilidad. Es una exposición que invita al sosiego, a relajarse y a disfrutar de cada trazo de cada obra".

"En la exposición se incluyen cuatro o cinco obras conocidas y el resto es obra nueva. La exposición se titula Los violines que al fin sonaron y hay muchas miradas, sueños y emociones", mantiene este gran artista nacido en Olula del Río.

El artista hace una sinfonía de color en esta exposición, donde su obra está impregnada de musicalidad. "A veces me pongo a pintar escuchando música y oliendo a mar, y puedo estar horas y horas sin parar. Muchos días se me hace de día y estoy llevando al lienzo ese sentimiento de la música. El espectador de alguna manera tiene que sacar la sintonía de cada obra, pero eso hay que hacerlo disfrutando de la exposición de una manera tranquila".

"Esta es la exposición que yo he vivido con más intensidad", apunta Garren. El artista no descansa, ya que está preparando una exposición para Zaragoza y a final de año en Madrid y para el año que viene su obra se mostrará en París. "Siempre tengo que tener algo por delante y si no lo tengo me lo invento".

De momento la acogida en Argar ha sido impresionante. La exposición está siendo muy visitada y son muchas las personas que se interesan por la obra de Garren. La mayoría disfruta del juego de colores que Garren con mucha maestría sabe impregnar a su obra. Es un genio manejándose entre el color y así lo evidencia en sus resultados en el lienzo.

Luego evidentemente hay otros detalles como los ojos cristalinos que tan solo Garren hace en sus obras y que evocan a aquel payaso que hace tantos años se cruzó en el camino del artista. Aunque la tristeza vaya muchas veces por dentro, el payaso emana alegría para los demás. Igual hace Garren con su obra, hace disfrutar a los que la contemplan.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios