El Gato Negro representa 'Cabaré de caricia y puntapié' mañana en el Apolo

  • El espectáculo propone un viaje por las canciones de Boris Vian, un artista de culto en Francia y bastante desconocido en España · En 2010, el montaje obtuvo el Premio Max al mejor espectáculo musical

Mañana jueves arranca a las 21:30 horas el programa Delicatessen que organiza la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Almería. Este programa nace con la intención de traer a la capital espectáculos multidisciplinares, de alta calidad, que están fuera de "lo comercial".

La idea es que el espectador se familiarice con el hecho de que el último jueves de cada mes se le brindará la oportunidad de disfrutar de una propuesta escénica diferente. Se ha querido hacer un símil gastronómico ya que Delicatessen pretende que cada propuesta escénica sea como un plato de cocina de autor que busca algo más que alimentar, que busca estimular los sentidos del que

degusta, en este caso del espectador.

El espacio escénico es el Teatro Apolo ya que todas las propuestas son espectáculos de mediano formato. La programación propone espectáculos que tocan todos los palos de las artes escénicas: teatro, danza, títeres, cabaret, nuevos lenguajes contemporáneos, etc...

Se pretende seguir la línea que entiende la cultura como un servicio público y con ésta programación se quiere ofertar a los ciudadanos la oportunidad de disfrutar de espectáculos de primera línea premiados por prestigiosos organismos, ferias y publico.

El estreno del programa correrá a cargo de El Gato Negro de Aragón que presenta Cabaré de caricia y puntapié, un viaje por las canciones de Boris Vian, artista de culto en Francia y casi desconocido en nuestro país. Un auténtico personaje. Músico, compositor, ingeniero, escritor, dramaturgo. Figura imprescindible de la bohemia parisina de los años cuarenta; autor siempre polémico y crítico con su época... todo en apenas cuarenta años de vida.

El Cabaré de Caricia y Puntapié se crea a partir de la parte más trepidante de su legado artístico: sus canciones. Dentro de la profusa obra de Vian, las letras de sus canciones son lo menos surrealista de su producción.

Pequeñas historias que en breves minutos dibujan mundos de una intensidad increíble. Mundos posibles e imposibles. Hemos considerado que las canciones debían ser respetadas en la medida de lo posible y, aunque el marco y las circunstancias en las que se escribieron no son los actuales, sus temas son universales y eternos. El amor, la violencia, el materialismo, el antimilitarismo, el amor y, sobre todo, el humor. Este montaje recibió en el año 2010 el Premio Max al mejor espectáculo musical.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios