Geraldine Chaplin aterriza en Almería y visita Tabernas

  • La actriz acudió al poblado del oeste, Mini Hollywood, acompañada de su marido, Patricio Castilla, por su propio deseo. Hoy recibe el premio ‘Almería, tierra de cine’

Comentarios 1

Música del oeste, cinco jinetes subidos en sus respectivos equinos galopando por todo el poblado, una temperatura de 8ºC con el sol dando paso a la luna y una estrella de cine recién llegada del Aeropuerto de Almería. Todo estaba preparado en el Mini Hollywood de Tabernas. Momentos antes no se sabía a ciencia cierta que la actriz Geraldine Chaplin realizaría su deseo de visitarlo, se esperaba una llamada y se produjo: “Ya está aquí”, se expresó con el nerviosismo lógico del buen anfitrión que quiere que salga todo a la perfección.

La actriz entró por uno de los laterales del poblado y su expresividad fue mostrada de inmediato. Ver a los jinetes y actores sobre los caballos e ir descubriendo poco a poco los distintos decorados de Mini Hollywood provocaron en Chaplin continuados gestos de asombro.

Bajo la luna llena, la iluminación del poblado era la idónea para que la actriz observara todo con el más mínimo detalle. “Sin esta luz no lo hubiera visto”, expresó con unos ojos que brillaban por la emoción que desprendían.

Su dedo índice protagonizó gran parte del recorrido. Todo le fascinaba, así lo demostraba su amplia sonrisa,  y su mente parecía pasear por las escenas del recuerdo.

Geraldine Chaplin sintió gran predilección por los caballos, los que se encontraban con los jinetes y los que se hospedaban en sus cuadras, y se acercó con paso comedido a los primeros para acariciarlos con un gesto suave y de gran sensibilidad.

En la cuadra del Mini Hollywood, del Grupo Hoteles Playa, le llamó especialmente la atención un equino blanco llamado Calamar.

Los actores y especialistas se sintieron atraídos por la posibilidad de fotografiarse con la actriz y no dudaron en pedirle que posara junto a ellos. Chaplin accedió encantada y con la amabilidad que le caracterizó en el día de ayer.

La actriz viajó al poblado del oeste tras el aterrizaje de su avión en el Aeropuerto de Almería. Era el deseo de Chaplin visitar Mini Hollywood, “aunque fuera con linternas”, según dijeron algunos de los presentes que hablaron anteriormente con ella.

La protagonista, que recibe hoy el premio Almería, tierra de cine, se interesó en todo momento por las funciones que se desarrollaban en el poblado y preguntó si aún se realizaban rodajes.

La visita de Chaplin al Mini Hollywood le dejó un buen sabor de boca: “Estoy alucinando y lo veo tan original como en las películas”.

La actriz iba acompañada en todo momento de su marido, Patricio Castilla. Los dos mostraron su complicidad y curiosidad durante toda la ruta.

La magia del cine provocó ayer un encuentro cargado de sensaciones donde Geraldine Chaplin y el Mini Hollywood de Tabernas conformaban una escena que podría parecer casi una película del cine mudo que interpretó su abuelo, Charles Chaplin, con gran maestría. Sólo las frases de emoción interrumpían el silencio creado por la atmósfera.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios