Recomendaciones

Guías de cabecera para superar un mal trance

  • Dos psicólogos con dilatada experiencia reseñan un surtido de lecturas cuyo fin es enseñar a superar la angustia que provoca la situación de recesión económica en los hogares y a encarar el futuro con optimismo. / m. j. guzmán

José Manuel Aguilar es consciente de que de una crisis económica se puede sacar un aprendizaje impagable. Sin embargo, "el ser humano tiene una increíble capacidad para acostumbrarse a lo bueno, tendiendo a olvidar los episodios más ingratos de su pasado", avisa. Sus recomendaciones sirven para los lectores que han superado varios trances "como para quienes pertenecen a una generación que se enfrenta, por primera vez, a un momento histórico absolutamente novedoso, en donde el todo vale o el me lo merezco dejan paso al miramiento en el gasto". Éstas son sus recetas.

>> Ajuste de cuentas. Vicens Castellano. Aguilar (2008). El primer descubrimiento para muchos ha sido la percepción de que su comportamiento en los últimos años ha sido el responsable de encontrarse en atolladeros que van a hacer que sus hogares tengan que apretarse el cinturón, tal vez mucho más de lo que jamás pensaron y, aún peor, de forma innecesaria, a poco que se hubieran tomado un instante para pensar en dónde se estaban metiendo. Como de nada sirve el arrepentimiento, a éstos les vendría bien leer este libro, que se vende como un manual para lograr adquirir las claves necesarias para descubrir en qué te equivocas a la hora de administrar tu dinero. Aunque pareciera mentira, todo un éxito de ventas. Lo obvio explicado con multitud de ejemplos para todos lo que a él quieran acercarse.

>> Ahorrar energía y proteger el medio ambiente. Varios autores. Ocu Ediciones (2004). El hogar es el protagonista de los principales gastos. Gestionar aquello sin lo que no podemos prescindir será fundamental para afrontar adecuadamente la crisis. Este libro, al igual que Optimice la gestión de su hogar y disminuirá sus gastos, publicado por Creaciones Copyright, son textos que prometen trucos que todos podemos poner en práctica para conseguir retener los euros en nuestros bolsillos. Textos creados desde una visión práctica y de fácil aplicación.

>> Crossumer. Víctor Gil y Felipe Romero. Gestión 2000 (2008). A medida que el consumo es la esencia de la vida del ciudadano medio, se está volviendo cada vez más complicado entender en qué consiste y, aún más complicado, comprender cómo funciona. En esta dirección, les recomiendo que se adentren en este libro, que pretende explicar cómo y qué nos mueve como consumidores. Un consumidor que mira con recelo a la publicidad, pero que sale a adquirir aquello que necesita. Consumidores que dominan conceptos como eslogan, posicionamiento o imagen de marca, pero que no quedan insensibles o se comportan de forma pasiva ante las presiones de las empresas.

>> Rebelarse vende. Joseph Heath y Andrew Potter. Taurus (2005). Es un libro construido para enseñarnos mucho más que todo, absolutamente todo, es consumo -incluidos aquellos movimientos que abogan por el no consumo, lo alternativo o minoritario-, un libro que nos enseñará cómo el consumo puede adoptar formas muy sutiles. Un ejemplo es el concepto de consumo defensivo, en donde los autores nos indican cómo, para proteger a nuestra familia de un peligro generado por otros consumidores, compramos coches cada vez más grandes, con la sana intención de preservar a nuestras personas cercanas que se van a ver amenazadas por otros consumidores que han adquirido un coche más grande para hacer lo mismo con los suyos.

>> El hombre en busca de sentido. Viktor Frankl. Herder (2005). Para quien se sienta desorientado al ver cómo se cae todo a su alrededor un buen consejo es leer este pequeño libro. Es un clásico olvidado por muchos y desconocido por la mayoría, escrito por un psiquiatra vienés que, por su condición de judío, tuvo que vivir el infierno en la Tierra en forma de campo de exterminación. Fruto de aquella experiencia es este libro, cuyo objetivo es explicar qué pasa por la mente de un prisionero cuyo único afán es sobrevivir otro día. Todo un canto a la vida, la esperanza y la libertad, especialmente si nuestro alrededor anda revuelto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios