Hallan un gran fondo fotográfico en el estudio Reche de Vélez Rubio

  • Negativos en cristal y películas fueron encontrados en los cajones de la casa del artista · En el trabajo de clasificación de todo el material trabajan Encarni Navarro López y el propio Diego Reche

Desde hace escasos días, Vélez Rubio y la comarca de los Vélez cuentan con una documentación muy valiosa: una gran colección de negativos fotográficos (en cristal y en película) procedente del antiguo Estudio Reche, que estuvo activo en los Vélez desde los años 30 hasta inicios de los 80, dirigido por Antonio Reche Fajardo y sus hijos Antonio y Venancio.

Estos centenares de negativos, junto con la primitiva cámara de fotos de los Reche, estaban muy bien conservados en la cámara de su propia vivienda velezana. En su gran mayoría se trata de fotografías de estudio por donde han desfilado la práctica totalidad de los velezanos en las décadas centrales del siglo XX, aunque también se han podido visualizar fotos de calle: Semana Santa, procesiones, bautizos, comuniones, ferias, paseos, medio rural, etc.

La labor de rescate ha sido posible, de una parte, gracias a la generosidad de dos de los hijos, Sole y Diego Reche Artero, que dieron todo tipo de facilidades para su consulta, traslado y, ahora, estudio de la ingente cantidad de negativos; y, de otra, por la labor rigurosa, continuada y sistemática de recuperación de documentación fotográfica que desde hace años están realizando conjuntamente el Museo Comarcal Miguel Guirao de Vélez y el Centro de Estudios Velezanos (Revista Velezana).

"Precisamente ahora, comenta Encarni Navarro López, técnico del Museo velezano, estamos preparando un ambicioso proyecto de recuperación, estudio y divulgación de la colección Estudio Reche, que consistirá, básicamente, en la digitalización y documentación de centenares de negativos y fotos en papel, la realización de una exposición itinerante para el verano (queremos mostrarla también en varios pueblos de Almería y la capital) y la edición de un libro-catálogo que esperamos será del agrado de los lectores, pues los pies de foto estarán realizados por los propios protagonistas, sus descendientes o propietarios de las fotos".

Los visitantes de Museo de Vélez Rubio y la comarca velezana (alrededor de 14 a 15.000 al año), cuentan desde los inicios del siglo con una sala específica sobre fotografía (única en la provincia) con materiales y mobiliario cedido por la familia Reche Artero, entre ellos, sobresale la célebre cámara Quill, adquirida en Alemania en 1928.

Pero, ahora, con esta importantísima recuperación, se podrá, de una parte, investigar a fondo la labor de los fotógrafos y, de otra, disponer de un fondo documental básico tanto para los estudios de carácter etnográfico, las memorias personales o, simplemente, por el goce estético y sentimental de poder contemplar a los antepasados y a nosotros mismos hace escasas décadas.

Sin duda, este hallazgo ha llenado de satisfacción a la propia familia, ya que no sabían con exactitud la existencia de esta cantidad de negativos de fotografías históricas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios