India Martínez hace gala de una voz privilegiada y de su 'almeriensismo'

  • La cantante a lo largo del concierto recordó sus años vividos en Roquetas de Mar y también a su amigo el artista David Bisbal

Los acordes de Samadhi, el tema introductorio de su último trabajo discográfico, Camino de la buena de la Suerte, fueron los encargados de dar salida a una noche que a buen seguro será inolvidable para la artista cordobesa India Martínez, que hizo gala en todo el concierto de la influencia que ha supuesto para ella la provincia de Almería, donde vivió a partir de los 11 años.

"Es una satisfacción para mí cantar en mi tierra", aseguró en repetidas ocasiones. Con el cartel de 'no hay billetes' colgado desde hacía casi una semana, India Martínez abarrotó el viernes el Auditorio Municipal Maestro Padilla para demostrar por qué está considerada una de las grandes voces femeninas del panorama musical español y por qué era una de las citas más esperadas del programa 'Invierno Cultural', puesto en marcha por el Área.

Música de raíz, de influencias flamencas en los quejíos y subidas de intensidad de los temas, pero también con guiños hindús, árabes y hasta romanís. Tras Mientras arda la llama, canción que sucede a la introducción también en el disco, India se dio un paseo por álbumes anteriores, como la rumbera Manuela, Solo o la arabesca Khedni Maak donde se arrancó a demostrar su capacidad de ritmo a los timbales.

La canción se enlazó con un baile oriental, realizado por su propia hermana, Laura. Era una noche en familia "y con amigos de instituto y de infancia que han venido a verme". Tanto fue así que, de hecho, les dedicó Loco a sus vecinas de Roquetas de Mar Manoli, Paola y Paca.

El recorrido continuó con la desbordada Dime qué será y la versión del tema de Luis Fonsi, Yo no me doy por vencido, que dieron paso a unas bulerías con aires por Huelva y el tema Niño sin miedo, de la banda sonora de la película El Niño, por la que ha recibido recientemente la nominación a los Goya, y que enlazó por sorpresa con Nana del caballo grande el texto de Lorca popularizado por Camarón de la Isla.

Cada vez más plena en el escenario, India Martínez desplegó para el tramo final los temas más populares de su discografía, como Corazón hambriento o 90 Minutos, que fue coreada por todos los asistentes.

Pero aún quedaban varias sorpresas a la noche. "En el instituto compartía clase con compañeros de Nigeria, de Marruecos o de Rumanía. Lo bonito es compartir culturas y aprender de todas las músicas", destaco la cantante para presentar Tu Si eu, canción en rumano. La siguiente fue la invitación al escenario de su amiga Toñi Fernández, la joven cantaora almeriense, con la que interpretó la festiva Ando la senda, para despedirse con la versión rumbera del Hoy, el tema de Gloria Estefan.

Para los bises, aún quedaban dos canciones más, Olvidé respirar, tema que en su disco Dual interpreta junto a David Bisbal, para el que también hubo un recuerdo y ovación, y la enérgica Vencer al amor, que puso el broche a una velada cercana, intensa y plena para la artista y su público. Fue una noche grandiosa para sus fans.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios