Inventa una pieza que posibilita el descanso al tocar la guitarra

  • José Salinas presentará la 'apoyadera' en abril en una Feria en Frankfurt

El guitarrista almeriense José Salinas ha creado un artilugio que posibilita el reposo y descanso del brazo al tocar la guitarra, una pieza que ha denominado "apoyadera" y que presentará en abril en una feria en Frankfurt (Alemania). Salinas explica que fue hace seis años cuando alumbró este particular invento, tras pasar "largas jornadas de estudio y ensayo con el instrumento" en las que acababa "físicamente destrozado".

"No existía ningún instrumento para levantar por arriba la guitarra, algo que es fundamental, y no entendía cómo no se le había ocurrido a nadie", afirma. Además de permitir que el brazo esté en una posición más cómoda, facilitando el descanso del antebrazo mientras se toca la guitarra, la pieza, a la que su hijo denominó "apoyadera", actúa como caja de resonancia.

"Cuando mi hijo era pequeño -relata Salinas- hizo un dibujo. Me veía tocar y me dibujó con la guitarra, el reposapiés, un atril y la pieza. Le puso el nombre a cada instrumento y a la pieza la apodó 'apoyadera', un nombre me pareció gracioso".

El músico y compositor, de 46 años, ha reconocido que utilizaba el artilugio para trabajar en casa y no pensó en patentarla hasta que unos amigos la probaron y le animaron a hacerlo porque era "muy cómoda y encima aumentaba el sonido de la guitarra". La idea de Salinas consistió en fabricar una pieza que se superpondría al instrumento, una especie de "prolongación de la guitarra hacia arriba" que "cae perfecta a la altura del codo, permitiendo que el brazo descanse en el codo mientras se toca" y es hueca por dentro.

"Si no está puesta, el brazo apoya hacia la mitad del antebrazo y corta los tensores que mueven los dedos y no es tan cómodo, además de quedar un poco más en el aire, por lo que al colocarse la pieza, permite que el brazo entero descanse", dice. Una vez materializado y patentado el invento, Salinas prevé presentarlo en abril en la Feria de la Música de Frankfurt, donde se congregan guitarristas de todo el mundo y distribuidores internacionales y comercializarlo a partir de ese momento.

"Todo el que la prueba me dice que quiere una", asegura Salinas, quien destaca que al margen de la comodidad que aporta la "apoyadera", sirve también como caja de resonancia, al ampliar el sonido de "un instrumento que no tiene mucho volumen sonoro".

Las funciones de la pieza no acaban ahí, porque también sirve para colocar la guitarra en una posición "más correcta", ya que el centro del instrumento queda hacia el centro del cuerpo. Esto a su vez permite mantener la espalda recta y así poder "estar horas y horas tocando cada día".

Salinas, quien además es profesor en el Conservatorio de Música de Almería, dice que en breve grabará un disco con piezas del compositor y guitarrista clásico Julián Arcas, "el compositor más importante de Almería".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios