Javier Sierra: "Nunca doy por cerrado un libro, si merece una revisión, la hago"

  • El escritor presentó ayer su última novela 'La pirámide inmortal' en el Centro de Cultura de Cajamar, donde hubo una gran asistencia de público

El escritor Javier Sierra presentó anoche su última novela La pirámide inmortal, en el Centro de Cultura de Cajamar. El libroes una versión revisada, actualizada y ampliada de su novela El secreto egipcio de Napoleón. Su argumento aborda el gran misterio de la humanidad, la inmortalidad. Fue un acto organizado por Cajamar que contó con un amplio número de seguidores del escritor.

El propio Javier Sierra explicaba su nueva novela. "Es la sublimación de otro libro. Hace doce años yo publiqué mi primera novela totalmente histórica titulada El secreto egipcio de Napoleón. Lo escribí por impulso porque había pasado toda una noche en la Gran Pirámide como Napoleón Bonaparte y creía que tenía las claves de lo que le sucedió a Napoleón y había comprendido porque Napoleón no quiso contar nunca su experiencia".

"Redacté aquella novela y la publiqué, pero luego me di cuenta que una experiencia como pasar una noche en la Gran Pirámide, como todas las experiencias traumáticas de la vida, son vivencias que procesas a lo largo de los años. Cuando me sentí maduro y creí que había aprendido el valor de aquella experiencia decidí reescribir el libro. Y lo he reescrito", subraya el autor.

A la nueva novela le ha dado un giro importante ya que aparece el amor. "La vida no se puede entender sin el amor y la muerte. Son los dos polos de la existencia y todo lo que nos sucede es un trasunto entre el amor y la muerte", apunta.

"Yo vivo para escribir, no escribo para vivir. En la medida que maduro como persona entiendo que beneficio a mi trabajo y a mi literatura, y esa es la razón por la que nunca doy por cerrado un libro. Si veo que merece una revisión la hago, ya habrá tiempo de que eso no se vuelva a tocar cuando yo esté muerto".

Sierra también cuenta las sensaciones que tuvo al dormir una noche en la Gran Pirámide. "Es un lugar que impone mucho porque entras en ella con toda la carga de lecturas y las cosas que sabes de ese lugar. Es un edificio de casi 5.000 años de antigüedad. La sala donde duermes está aislada del exterior por muros de 30 metros de grosor. Entras por unos pasadizos muy estrechos y es un lugar muy claustrofóbico".

"Una vez que estás dentro y te quedas a oscuras te das cuenta que de alguna manera estás reproduciendo el momento de tu muerte, te estás disolviendo en la oscuridad. El momento cumbre de la experiencia es cuando sales al exterior y entonces te das cuenta que estás vivo. Napoleón aquella noche de agosto de 1799 le perdió el miedo a la muerte y se convirtió en el militar y dirigente europeo más osado de la historia", explica Sierra.

Con respecto a la acogida del público a este nuevo libro deja claro que "la novela es una historia de muerte y resurrección y esta novela está experimentando una resurrección. Una obra que vuelve a las librerías y que de repente haya estado semanas entre los libros más vendidos de España pues no deja de ser maravilloso. Con cada libro que lanzo tengo la sensación del novato, es como si todo estuviera ocurriendo por primera vez".

Sierra que es un hombre dialogante y que derrocha sabiduría tiene nuevos proyectos. "Estoy con una historia muy grande, que no puedo contar mucho. Creo que el ser humano trasciende a lo material y por eso ese tema siempre está en mi obra. Me apetece escribir en este momento un libro vertiginoso, con una conclusión que ya tengo. Lo mas difícil de un libro es la conclusión. En las primeras novelas me importaba el arranque y el ímpetu porque eres joven, pero cuando eres maduro cambias y lo que quieres es el destino, y una vez que tienes el destino trazas la ruta".

Anoche volvió a explicar las lineas maestras de su novela al público. "Yo cuento como elaboro mi trabajo, pero no hablo de la novela, ni puedo contarla, tiene que leerse".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios