Jesús Pozo realiza un recorrido por la España rural de la posguerra

  • El periodista almeriense publica un libro nostálgico de fotografías sobre una época difícil

Comentarios 1

"En España los verdaderos poemas, los auténticos cuadros, los monumentos, son los hombres. La preeminencia de España fue la preeminencia del carácter. En esto creo que nadie les ha superado y únicamente les igualan los antiguos romanos". Así escribía W. S. Maugham a principios del siglo XX sobre España y sus palabras han guiado a Jesús Pozo (Almería, 1961) para recopilar las más de 200 fotografías que forman parte de Aquella España nuestra, un libro nostálgico que ilustra cómo se vivía en nuestros pueblos entre 1940 y 1970, en una España muy reciente pero ya desaparecida y totalmente desconocida para las generaciones actuales.

Sus emotivas páginas sirven para recordar que hace no tanto, menos de cincuenta años, los niños de todas las edades se mezclaban en el mismo aula de las escuelas de los pueblos, las mujeres lavaban la ropa en el río, los muchachos iban a la mili para "hacerse hombres", los carros eran más comunes que los tractores, no había teléfonos en las casas y, quizá, tampoco luz eléctrica, rezar el rosario todas las tardes era lo común y las tertulias se hacían en las puertas de las casas mientras ellas cosían, ellos fumaban y todos tomaban el fresco.

Aquella España nuestra "hace un recorrido visual sosegado de una España que algunos, los menos, vivimos desde un azul marino que para otros muchos siempre fue gris y, para la mayoría, negro, muy negro. Por eso este libro no es una reivindicación de nada ni de nadie. Solo pretende ser una exposición de lo que fue. Es una reducida y tranquila visión documentada de la realidad de la que venimos la generación que mejor ha vivido hasta ahora en este país. Aquí lo que aparece es una reducida memoria de la posguerra y la posguerra de la posguerra", dice Jesús Pozo.

"Por eso, en el libro hay que mirar y ver mucho. Leer entre líneas, porque es imposible en tan pocas páginas explicar lo que fueron aquellas tres décadas para la mayoría de los habitantes de la España rural".

"Hay una llamada de atención que quiero hacer", continúa el autor. "Se da una paradoja que, al mismo tiempo, es la gran metáfora de aquella España de posguerra. Queda claro el atraso y las grandes dificultades, pero es cristalina la marginación de la mujer, una de las repercusiones más negativas de aquella posguerra comandada por la Sección Femenina de Pilar Primo de Rivera. Pero en este libro hay muchas mujeres, entre ellas mi madre y mis abuelas, que también eran de pueblo, pero no invisibles".

"Conscientemente hemos huido de bancos de fotos oficiales para intentar buscar la imagen sincera y espontánea. Son fotos de Extremadura, Andalucía, Canarias, Cataluña, País Vasco, Valencia, Murcia, Canarias, las dos castillas, La Rioja… que nos enseñan una parte importante de cómo hemos llegado hasta la España del siglo XXI desde la miseria", dice Pozo.

"No pretende ser este libro nada más que una reflexión ilustrada de tres décadas muy difíciles, con mis propios recuerdos de niño rural desde un espacio y un tiempo de privilegio. Hay situaciones y hechos que también viví en primera persona y otros que ni por asomo podía imaginar" apunta el periodista.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios