Las Jornadas Arqueológicas del IEA recogidas en un libro

  • La obra coordinada por Juan Alberto Cano García recoge las conferencias de este evento celebrado entre los días 22 y 24 de septiembre del año 2009 en la Diputación

El Instituto de Estudios Almerienses acaba de publicar en un libro las conferencias de las primeras jornadas Arqueológicas denominadas Almería, un museo a cielo abierto. La importancia de nuestra provincia en la historia de la Arqueología, que se desarrollaron entre los días 22 y 24 de septiembre de 2009 en el Patio de Luces de la Diputación Provincial de Almería.

"El título de las jornadas estaba inspirado en la reflexión que los hermanos Enrique y Luis Siret hicieron acerca de la riqueza arqueológica de la provincia de Almería al escribir a finales del siglo XIX que sólo le faltaba un techo para que toda ella fuera un museo", explica Juan Alberto Cano, coordinador de dichas Jornadas.

Las Jornadas Arqueológicas fueron organizadas por el Departamento de Historia del Instituto de Estudios Almerienses (IEA) de la Diputación Provincial y para su desarrollo contó con la colaboración de la Real Academia de la Historia (RAH) y la Conserjería de Cultura de la Junta de Andalucía.

"El objetivo de su realización, radicaba básicamente en conmemorar dos grandes acontecimientos relacionados con Almería y su provincia que tuvieron gran interés para el mundo de la arqueología y una importante repercusión a nivel nacional e incluso internacional", dice Cano.

Por un lado, se conmemoraban los 100 años transcurridos desde la aparición del artículo de Luis Siret y Cels, ingeniero belga e insigne patriarca de la arqueología en España, titulado Villaricos y Herrerías. Antigüedades púnicas, romanas, visigóticas y árabes, publicado en 1909 en las Memorias de la Real Academia de la Historia.

También se quiso recordar en estas Jornadas Arqueológicas el 75 aniversario del fallecimiento de Siret, acaecido en su casa de Herrerías el 7 de junio de 1934, pocos días después de haber sido nombrado el primer doctor Honoris Causa de la Universidad de Barcelona.

"Sus trabajos pioneros en el estudio e interpretación de las huellas de nuestra prehistoria, pronto se difundieron en el contexto de la investigación europea y más de cerca en toda España dando a conocer la gran riqueza arqueológica que mostraban las culturas de Los Millares (Santa Fe de Mondújar) y El Argar (Antas) por él descubiertas, ésta última en una primera etapa de trabajos iniciada junto a su hermano Enrique Siret tras la marcha de Antonio Petre a Bélgica", sostiene Juan Alberto Cano en el artículo de presentación de la obra.

Ya con su primera obra Las primeras edades del metal en el Sudeste de España coeditada con Enrique y publicada por primera vez en francés en 1887 en la ciudad de Amberes, los Siret adquirirán tal fama en el concierto europeo que gran parte de sus colecciones y, por tanto, los restos arqueológicos de nuestro pasado, serán solicitados y adquiridos por los museos más importantes del mundo.

Así pues, estas jornadas fueron celebradas fundamentalmente en honor a Luis Siret al que también se dedican las actas que ahora acaba de editar el IEA.

"Con ellas queremos rendir un justo pero modesto homenaje a su memoria con objeto de difundir su que-hacer arqueológico realizado en la provincia de Almería durante más de 50 años. Lo hacemos con la convicción de que aún no se ha hecho suficiente justicia a su trabajo realizado en favor de la Prehistoria y Protohistoria Española", dice Cano.

Pero aquellas jornadas tuvieron una importancia vital. Se puso en marcha la elaboración de un proyecto con objeto de realizar las bases de un Premio Nacional de Arqueología que llevara su nombre. Nacido prácticamente el primer día de las jornadas, dicho proyecto es ya hoy una realidad con pretensión de continuidad temporal y solidez.

Las Jornadas celebradas en 2009 también conmemoraban los 60 años transcurridos de la celebración conjunta en Almería del V Congreso Arqueológico del Sudeste Español y I Congreso Arqueológico Nacional, desarrollados en abril de 1949. Estos congresos fueron cruciales para comprender el cambio acaecido en la Arqueología española en tiempos de posguerra y su estudio es fundamental para conocer el desarrollo de la Historiografía histórico-arqueológica posterior.

El discípulo de Luis Siret, Juan Cuadrado Ruiz, primer director del Museo Arqueológico y comisario provincial de excavaciones, al que también se homenajeó en aquellas jornadas, jugó un papel significativo para que los mismos tuvieran lugar en Almería, al igual que en su organización y realización, actuando también de vocal en el congreso de carácter regional.

En este difícil año de posguerra, los congresos arqueológicos representaron una verdadera explosión cultural tanto para la ciudad, donde se realizaron diversas actividades paralelas como exposiciones, audiciones de música clásica, visitas guiadas a la Catedral y Alcazaba, representaciones de danza en los jardines de La Pipa, bailes de salón, etc., como para la provincia efectuándose excursiones arqueológicas a los yacimientos de los municipios de Tabernas, Antas, Garrucha, Mojácar, Gádor, etc.

En los mismos participaron las personalidades más destacadas de la arqueología española del momento, así como algunas extranjeras y prácticamente toda la erudición y artistas almerienses del momento.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios