Las Jornadas del Siglo de Oro quieren llegar a más pueblos el año próximo

  • La organización de este evento cultural que acaba de concluir hace un balance positivo, buscando afianzarse y llegar a más puntos en la edición de 2012

Las XXVIII Jornadas de Teatro del Siglo de Oro de Almería llegaron a su fin el pasado sábado día 2 en Vícar con el montaje Quien lo probó, lo sabe, de Mariano Moro, sobre la vida de Lope de Vega, y el concierto Gusto barroco, en El Ejido. Las Jornadas comenzaron el 11 de marzo y durante este tiempo se han desarrollado cerca de 40 actividades en diferentes escenarios de seis municipios de la provincia: Almería, Roquetas de Mar, Vícar, El Ejido, Tabernas y Senés. En todos los casos el éxito ha quedado demostrado por la alta participación del público.

En la capital, las entradas se agotaron para los espectáculos El castigo sin venganza, en el Teatro Apolo, así como para El alcalde de Zalamea, de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, en la función del día 25. El día 26 de marzo, la ocupación en el Auditorio Municipal Maestro Padilla para disfrutar de este clásico de Calderón de la Barca fue del 90%.

Los escolares abarrotaron el Auditorio de Almería para disfrutar de La Banda del Lazarillo, que siguieron 1.700 alumnos, mientras que en el pase familiar asistieron 500 personas.

Los más jóvenes y sus familias también arroparon al Inolvidable Quijote en la Biblioteca Provincial Francisco Villaespesa, un éxito que se repitió poco después en la Diputación Provincial con Escenas musicales de Calderón y con Interpretando a Shakespeare, de Denis Rafter, que tuvo lugar en el Museo Arqueológico. El Radio Teatro fue otra de las actividades culturales muy seguidas por el público en su segunda edición, y la organización tiene la intención de consolidarlo durante los próximos años.

En los municipios, los espectáculos fueron igualmente seguidos por cientos de personas. En Roquetas de Mar se ha registrado una media de asistencia de 500 personas en cada representación. El Teatro de Tabernas registró un aforo de 250 personas para disfrutar del estreno de Diamanti, de Teatro di Commedia, mientras que en El Ejido asistieron unas 550 personas en total a las dos funciones que tuvieron lugar en su Teatro Auditorio. Vícar y Senés también se suman al éxito de participación y son escenarios fijos dentro de las Jornadas de Teatro.

Las Jornadas también estuvieron en la calle. Se celebraron dos pasacalles: Barroco y Meninas de Ad Libitum, cuyo recorrido fue seguido animadamente por los viandantes que quedaron, un año más, atrapados por el color, ritmo, alegría y arte desplegado en los dos pasacalles.

Las XXVIII Jornadas de Teatro del Siglo de Oro reiteraron su vocación y compromiso social con actividades como la representación de obras en el centro penitenciario de El Acebuche y en el Aula Hospitalaria de Torrecárdenas.

El ciclo de conferencias y coloquios celebrado durante los días 25 al 27 de marzo en el Salón de Actos de Cajamar fue seguido por unas 150 personas cada día, entre las que se encontraban estudiantes, profesores, profesionales del teatro, expertos, etc.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios