La Junta restaurará la Torre Nazarí de Huércal Overa

  • Entre los planes de la Consejería de Cultura que destinará 1.400.000 euros se encuentran también el Pirulico de Mojácar y el Castillo de Bacares

Comentarios 0

La Junta de Andalucía va a destinar 1.401.246 euros a la restauración del castillo de Bacares, la torre nazarí de Huércal-Overa y la torre del Pirulico de Mojácar. La Consejería de Cultura ha sacado a concurso por procedimiento abierto la adjudicación de las obras de rehabilitación de estas fortificaciones del patrimonio histórico almeriense.

El Castillo de Bacares, declarado Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento, se encuentra en el extremo oriental del municipio, sobre un pequeño promontorio desde el que se domina la población y una amplia extensión del territorio.

Su construcción se sitúa en torno al siglo XIII y está relacionado con el importante dispositivo de defensa desarrollado en la época musulmana ante los continuos enfrentamientos con los reinos cristianos del norte y entre los monarcas árabes. El presupuesto de licitación asciende a 578.913 euros.

El llamado Castillo de Huércal-Overa se encuentra en las estribaciones de la Sierra de Almagro, cercana al Municipio de Huércal-Overa.

Posee las características de una torre nazarí y podría haber formado parte de un recinto fortaleza hoy desaparecido.

La torre está compuesta por un primer cuerpo o basamento macizo de unos cuatro metros de altura sobre los que se tres pisos o plantas claramente diferenciados a los que se accede por una escalera reconstruida situada en la cara oeste, a la derecha de la primitiva puerta de entrada.

Además de las obras necesarias para rehabilitarla, está previsto musealizar la torre, que dispondrá de salas de uso múltiple. Las obras de restauración tienen un presupuesto de 639.239 euros.

La Consejería de Cultura de la Junta destinará 183.094 euros a la rehabilitación de la Torre del 'Pirulico' que está situada en el peñón que se eleva sobre el mar en las estribaciones de un acantilado en la carretera que une Mojácar con Carboneras, en la zona de playa Macenas.

Esta torre vigía, que se comunica visualmente con la Torre del Rayo, es la última de las que conforma el sistema defensivo costero que discurre desde Adra hasta Mojácar. Fue construida durante la época Nazarí (siglos XII al XIV) y se utilizó en el Renacimiento (siglo XVI) como torre de vigilancia.

Tiene forma troncocónica, se eleva sobre piedra viva y está ejecutada con muro de mampostería de piedra del lugar sin labrar, aparejados de forma irregular y trabadas con mortero de cal. Presenta la particularidad de tener un hueco en la base que la atraviesa y permite desde el interior el acceso al acantilado y al mar.

Sus reducidas dimensiones interiores dificultan la adecuación como sala de exposiciones sin embargo, aprovechando su situación, se convertirá en un mirador.

Una vez más, la Consejería de Cultura realizará una fuerte inversión para restaurar parte de nuestro patrimonio histórico. En este caso, son tres ejemplos claros que no generan duda, ya que su estado actual no es el adecuado, por lo que se hacía necesaria una restauración en toda regla.

De esta manera, son tres piezas de nuestro importante patrimonio histórico que se recuperan para el disfrute de todos los ciudadanos. La Consejería de Cultura no escatima ni esfuerzo ni dinero cuando se trata de restaurar unos restos tan importantes que forman parte de la historia de Andalucía y de Almería.

Etiquetas

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios