Kike Parra ofrece un abanico de registros musicales en el Apolo

  • El cantautor estuvo rodeado de amigos en un concierto soberbio en una noche muy mágica

El amor, la amistad, la denuncia social o la nostalgia se mezclaron en temas que iban del rock a la canción de autor. Kike Parra supo aprovechar su noche. La amplitud creativa de Kike Parra y su banda no defraudaron y el concierto en el Teatro Apolo, dentro del Ciclo de Música de Autor organizado por el Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería, fue apoteósico.

Junto a Carlos López en la guitarra, su primo Nono Torres en el bajo y su hermano Gerardo Parra en la percusión, por el escenario pasaron numerosos colaboradores, como Luismi Morales, su hermana Alicia Parra, Jesús Marfil en el violonchelo, Ramón García al piano y Pedro, del grupo Bernardine Pussy, acompañándole en la voz.

Acaso el mejor resumen del concierto se concrete en el término versatilidad. Kike Parra, apareció sobre el escenario con chaqueta, camisa y camiseta, fue desprendiéndose de ropa al tiempo que iba cambiando sus registros musicales y también su forma de interpretar los diferentes temas: de la canción de autor al rock&roll, pasando por la canción denuncia, los temas más nostálgicos en una aproximación a la balada y un pop fresco y con llegada.

De aquí para allá, Mi Tesoro, Mientras aún me queda aliento (de Nono Torres) o El señor de la línea 12, dedicada a su abuelo, completaron la primera parte del concierto. En la parte central, las colaboraciones se sucedieron, empezando, cambiando la guitarra eléctrica por la acústica, por la de su hermana, Alicia Parra, "una de las voces más bonitas que he escuchado en mi vida".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios