Lolita Flores cierra dos años de vida en 'La Plaza del Diamante' en Almería

  • El Maestro Padilla disfrutó el sábado con la sentida interpretación de la veterana actriz

Dos años ha vivido Lolita Flores en el banco de La Plaza del Diamante. Una sobria representación escénica con una hilera de bombillas de colores, un suelo de tablones de madera, sus dos pañuelos para enjugarse las lágrimas y el banco. Ese banco que tras terminar el sábado la representación en el Auditorio Municipal Maestro Padilla, en la última cita de la 'Primavera Cultural', besaría en dos ocasiones, como el suelo del escenario, mientras recibía el cálido aplauso del público asistente que disfrutó con el intenso monólogo que recrea la novela del mismo título que escribió Mercè Rodoreda en 1962.

Una historia cruda en la que Lolita se mete en la piel de Natalia La Colometa y disfruta, y hace disfrutar, con una sufrida interpretación en la que mastica las palabras, en la que, en una trayectoria ascendente de dolor, mezcla la candidez del relato de los momentos felices con otros pasajes crudos y difíciles, llenos de muerte en combate, de fusilamientos, de hambre y más hambre, de niños desnutridos y de un intento de filicidio truncado por la buena visión del tendero que le sirve el salfumán.

Premio Goya a la actriz revelación en 2002 por Rencor, Lolita demostró que, además de su labor como cantante y como estrella televisiva, tiene unas dotes interpretativas incuestionables. La música del conocido compositor minimalista francés Pascal Comelade, sirve de pequeño hilo conductor en el relato de la vida difícil de una mujer huérfana de madre, decepcionada con el amor, luchadora. Todos los valores que Lolita sabe trasladar en escena. "Hoy en Almería ha sido la última vez que me meto en este personaje y me siento en este banco. Es un placer hacerlo aquí, llorar con ella y con vuestros aplausos", aseguraba emocionada en su despedida.

La obra es una crónica fiel de la Barcelona de posguerra y de cómo marcó este periodo histórico a sus habitantes.

Mercè Rodoreda está considerada una de las escritoras de lengua catalana más influyente de su época y su obra se ha comparado a veces, por su estilo y su capacidad descriptiva, con la de Virginia Woolf.

La novela ya fue llevada al cine en 1982 por el director Francesc Betriu, con Sílvia Munt en el papel protagonista y Lluís Homar como primer marido de la protagonista.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios