Lorenzo Silva: "Escribimos en cierta manera para no olvidar"

  • El escritor madrileño hizo un repaso a su vida literaria en el Castillo de Santa Ana en las Jornadas de Literatura que organiza el área de Cultura de Roquetas

Comentarios 0

El escritor madrileño Lorenzo Silva fue el protagonista el pasado viernes del Aula de Literatura de Roquetas que cierra este curso hasta después del verano. La presencia de Silva suscitó una gran expectación y eso hizo que la sala del Castillo de Santa Ana se llenará para escucharlo y entender porque se ha dedicado a la literatura, dejando a un lado el Derecho.

Silva explicó un poco el motivo que le había llevado a dedicarse a escribir novelas de ficción e inventar una serie de personajes. "Después de mucho pensar, creo que la literatura sirve para dejar memoria, para dejar testimonio, escribimos en cierta manera para no olvidar. Escribimos para que quede una huella de lo que hemos vivido, hemos visto o hemos soñado".

El autor de El Alquimista impaciente recordó también a Juan José Moreno "El Vaquilla" al que conoció en la cárcel poco antes de su muerte. "Estuve varias horas hablando con el en la cárcel y hubo algo que me conmovió mucho y que estaba relacionado con los libros. En un momento de la conversación le dije si podía hacer algo por el y me dijo que le enviara libros. Me dijo que le enviara libros porque me dijo que los libros le habían salvado la vida. Fue algo que me impresionó mucho".

Silva también reconoció que la literatura sirve para estimular a los lectores, hacer que se planteen que hay más allá de la realidad inmediata, a hacerse preguntas sin respuesta. La literatura es ese arte que aparte de contarnos historias con las que podemos saber como era o fue el mundo o de llevarnos a territorios y mostrarnos personajes que hacen que nuestra vida pierda sus fronteras, además de todo eso también nos lleva a plantearnos una compresión más profunda de la realidad".

"En mis primeras novelas yo trataba de reflejar aquello que me interesaba en aquel momento, fundamentalmente aquello que yo veía poco presente en la ficción española. Me parecía que en las novelas españolas salía poco la gente que se levanta por la mañana, madruga, se va con la fresca a la oficina o un taller y allí desarrolla su jornada. Parecía que la literatura y el cine solo se preocupaban de los bohemios, de los extraños", dijo el escritor.

Para Silva escribir para jóvenes ha sido también mucho más gratificante de lo que pensaba. "Me he encontrado con un lector que a mi me ha aportado mucho como escritor. Me ha aportado un contrapunto en su mirada, un contrapunto en su lectura. Yo cuando escribo para jóvenes lo que he intentado ha sido no convertirme en un sermoneador, no convertirme tampoco en ese narrador de cuentos fantásticos con los que evadirse de la realidad, he preferido escribir novelas para jóvenes realistas que aborden los problemas y las incertidumbres".

El público salió encantado de la charla de Lorenzo Silva.

Etiquetas

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios