Marta Vazgo, la almeriense que iba para bailarina y se convirtió en actriz

  • La nieta de Jesús Vázquez, que fuera profesor en la Escuela de Arte, protagoniza este sábado la obra 'Mejunjes' en Microteatro Almería

Comentarios 1

Desde muy pequeña le apasionaba la danza, pero un buen día descubrió que lo suyo era la interpretación. Marta Vazgo es una almeriense, que triunfa en Madrid, y que ha regresado unos días para participar con un montaje en Microteatro Almería.

Esta bella actriz viene de familia de artistas. "Mi padre y mi madre estudiaron en la Escuela de Arte, porque mi abuelo Jesús Vázquez era maestro en la Escuela de Arte de Tapices y Alfombras. De hecho mi madre trabaja en el taller de tapices y alfombras de Aguadulce, dedicándose así a la docencia.", explica.

Marta Vazgo es una mujer decidida en la vida. Siempre tuvo claro que viviría de la interpretación y para ello tendría que irse a Madrid. Hizo sus estudios en Aguadulce, y luego pasó a la Escuela de Arte, aunque al final acabo en la Escuela de Arte de Granada. Desde muy pequeña también estuvo estudiando Danza en el Conservatorio de Danza de Almería.

Cuando se marcha a Madrid dejó la danza. "Tenía muy claro que me gustaba muchísimo subirme a un escenario, mi vida estaba sobre un escenario", recuerda. "Desde muy pequeña yo quería ser veterinaria entre semana y luego bailarina, actriz y top model durante los fines de semana. Lo tenía clarísimo. Ahora sigo bailando pero me gusta ser actriz".

"Mi idea era estudiar en la Escuela de Cristina Rota. Me presenté a las pruebas con mucha ilusión y teniendo la certeza plena que me cogerían. Me preparé a conciencia. Mis padres desde ese momento me han apoyado muchísimo y están muy contentos con mi decisión", subraya la actriz.

"Mientras estudiaba hacíamos teatro los fines de semana con la compañía de la propia Escuela denominada Katarsis del tomatazo, donde si te gusta la obra aplaudes y si no tiras tomates. Fue una gran experiencia para mi participar en esa compañía", recuerda la actriz.

"Soy extrovertida, y a la vez tímida", confiesa Marta Vazgo. "Me impone mucho cuando tengo que hablar en una rueda de prensa, pero si yo interpreto a un personaje en una obra de teatro no hay miedo. Cuando me subo a las tablas y soy actriz no me da miedo el público. Los estrenos siempre me dan algunos nervios, pero les pasa a todos los actores".

Mientras hacía la carrera participó en un videoclip de Natalia y Maca, aparte de participar en algunos cortometrajes. También ha trabajado mucho haciendo publicidad para televisión. Una vez concluidos sus estudios participó en la obra teatral A vida o suerte dirigida por la propia Cristina Rota. Luego montó una compañía de microteatro en Madrid y participo en la película Mil sonrisas de Manu Ochoa.

Ha protagonizado el cortometraje Soulshiker de Drazen Persikovich rodado en la Alpujarra almeriense y está a punto de estrenarse Estómago Rey de Lola Martínez, donde es la protagonista. "Ahora estoy en Almería, en mi tierra, para hacer microteatro. Este sábado por la tarde noche volvemos a hacer la obra Mejunjes dirigido por Gemma Giménez, junto a Gloria Blanco", explica Marta Vazgo.

"Mi personaje en esta obra es una persona muy desquiciada, va muy al límite. Llega a un estado de nervios que asusta", sostiene la actriz que prefiere el teatro al cine. "El cine me encanta, pero el cine es más tranquilo, te permite repetir una escena y te puedes equivocar. En teatro no puede haber ningún tipo de error y en microteatro mucho menos porque el público está encima y te están viendo la cara". De momento, Marta Vazgo tiene varios proyectos para este año.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios