El arte de Martín Pastor se muestra en Pechina con sus pinturas y grabados

  • El artista inaugura hoy a las 20 horas en el salón de Usos Múltiples del pueblo

Comentarios 0

El profesor y maestro del grabado, Martín Pastor inaugura hoy a las 20:00 horas en el salón de Usos Múltiples de Pechina una exposición donde muestra 20 pinturas y cinco grabados. La exposición estará abierta al público hasta el día 24 de mayo.

Pastor presenta varias obras referentes a paisajes de Pechina y la comarca que antes nunca se habían visto. La esposa de Pastor lleva 25 años de maestra en Pechina, y ello ha hecho que el artista haya visitado muchas veces este municipio.

La muestra se denomina Del tiempo y la memoria y en ella Pastor, poco dado a hacer exposiciones individuales, muestra su capacidad creativa, porque ante todo, se trata de un hombre trabajador, volcado en su trabajo, y que ama profundamente lo que hace.

El artista mantiene que "en 35 años de carrera artística, han sido pocas las exposiciones individuales que he realizado y siempre favorecidas por determinadas circunstancias. Sin estar sometido a presiones externas, la obra se acumula en el taller, reflejando a modo de diario, las diferentes etapas vitales y artísticas".

La primera etapa pictórica de Pastor va desde 1973 a 1981, donde es un pintor de paisajes al aire libre coincidiendo con su estancia en Ubrique, luego sucede otra (1982-92) iniciada con la vuelta a Almería y los estudios de grabado, caracterizada por una pintura de estudio, expresionista.

Los estudios de Bellas Artes suponen un reto y una evolución, produciéndose una obra de "pie forzado" en el que el "objet trouvé" es utilizado como estructura que configura conceptual y materialmente la obra , resuelta con técnicas de electrografía, infografía y fotografía.

Estos tres estilos no han sido compartimentos estancos y si bien la obra mostrada en exposiciones individuales y colectivas, en estos últimos 25 años, pertenecían a los dos últimos apartados, ocasionalmente seguía pintando algunos paisajes, Martín Pastor.

Algunos tenían como tema Pechina y sus alrededores, pueblo con el que mantiene una relación ya de 25 años, donde han estudiado sus hijos , han participado en sus fiestas, ha dado clase de pintura a los alumnos del colegio, ha hecho amigos entre sus gentes y ha celebrado y participado en ceremonias familiares.

Por todo ello, cuando a Martín Pastor le hablaron de la nueva sala de exposiciones del Ayuntamiento " sentí el deseo de mostrar en ella los paisajes realizados a lo largo de tantos años para mostrarlos a los espectadores".

En la operación de buscar y seleccionar los cuadros de esta exposición, en este bucear en el pasado, seleccionando las obras, ha vuelto a revivir muchos intensos sentimientos de estos últimos 30 años .

"Cada obra condensa un momento de intensa energía, un recuerdo imborrable que te permite tener presente tu pasado en esta forma de brain-training artístico", confiesa Pastor.

Martín Pastor es un artista entregado a lo que hace y hoy los que vayan a Pechina comprobarán que es un artista genuino, a veces atípico, al que le gusta su trabajo y eso es de agradecer. En la Escuela de Artes, donde ejerce como profesor de grabado, Martín Pastor es un personaje muy conocido. De hecho, sus conocidos no paran de llevarle pequeños animales muertos como sapos, culebras, insectos, etc, que el guarda celosamente y que utiliza a modo de moldes cuando realiza sus grabados. No es raro ver la figura de un sapo en más de un grabado.

Etiquetas

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios