Mesa redonda en los Aljibes Árabes en torno a Carlos Pradal

  • Esta actividad donde participan tres personas será esta noche a las 20:00 horas

Los Aljibes Árabes acogen esta noche un homenaje a Carlos Pradal que organiza el Instituto de Instituto de Estudios Almerienses y colaboran la Peña Flamenca "El Taranto" y la Asociación Cultural Tradición y Vanguardia. Se trata de una mesa redonda a las 20 horas en torno a la figura de Carlos Pradal en la que participarán Carmen Rubio Soler, Museóloga y Profesora de Instituto; Antonio Zapata García, gastrónomo y Profesor de la Universidad de Almería y María Dolores Duran Díaz, Profesora de Historia del Arte e Investigadora. Luego habrá un recital de guitarra a cargo de Juan Francisco Padilla.

El 30 de Noviembre de 2008 se cumplieron veinte años desde la muerte de Carlos Pradal en París. El pintor, exiliado con su familia en Francia, volvía cada verano a su tierra de origen, Almería, desde el final de la dictadura. Miembro de las denominadas "Escuela de Toulouse" y "Escuela de París" de pintores españoles, nuestra luz y nuestro sol influyeron en su obra desde aquel momento. Su pintura, cargada de nuestra cultura, en temática y en plasticidad clásica, le convierte en un claro ejemplo de pintor almeriense universal.

Carlos Pradal Rodríguez nació el 17 de febrero de 1932 en Madrid. Era el quinto hijo de una familia de origen andaluz afincada en la capital de España. Su padre Gabriel Pradal, almeriense, estudió arquitectura y llegó a ser arquitecto municipal de Madrid, manteniendo siempre los lazos con Almería por donde sería elegido diputado socialista en 1931 y 1936. Su madre Mercedes Rodríguez, inteligente y cultivada, comparte las ideas políticas de su marido, transmitiéndolas a sus hijos.

La infancia de Carlos y sus hermanos se desarrolló entre Madrid y Almería. Al estallar la guerra en el verano de 1936, la familia Pradal se encontraba en Rioja . Su padre tomó las armas en el bando republicano, sus hijos mayores fueron enviados a estudiar a París.

La infancia de Carlos Pradal estuvo marcada por la penuria económica y por todos los factores propios de su condición de exiliado. Sus primeros años de escuela se desarrollaron sin gran interés por asistir a las clases, aunque con una precoz inclinación por el dibujo. Entre la escuela, el juego y su afición por la pintura transcurre el tiempo, y en 1946 obtiene su certificado de estudios.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios