Mil personas disfrutan con 'La cena de los idiotas' en Roquetas

  • Agustín Jiménez, Josema Yuste y Felisuco demostraron su experiencia

En los tiempos que corren no hay nada mejor que reír y pasar un rato divertido viendo una buena obra de teatro. Se olvidan muchas penas. Al menos eso les ocurrió el sábado a las 1.000 personas que acudieron al Teatro Auditorio de Roquetas de Mar para presentar el montaje La cena de los idiotas con un reparto de lujo encabeza por José Yuste, Agustín Jiménez, Félix Álvarez Felisuco.

A los cinco minutos de iniciarse la función ya el público sabía que iba a pasar un rato divertido porque las carcajadas se hacían las dueñas del patio de butacas. Y es que el montaje tenía un hilo argumental fantástico. Un grupo de amigos se reúne semanalmente para cenar con la compañía de un idiota que ellos mismos invitan para reírse de él durante la velada. Sin embargo, hay un día que no se ríen. Carlos Bermúdez (Josema Yuste) tendrá que posponer la cena por culpa del lumbago y muy a su pesar, ya que ha conseguido al mayor idiota del mundo: Francisco Piñón (Agustín Jiménez).

Lástima que Bermúdez no llegue a tiempo para avisar a Piñón de que la cena se ha cancelado y suerte para el espectador, ya que Piñón se presenta en casa de Bermúdez y hace disfrutar al público de uno de los guiones más hilarantes de los últimos años. La guinda a tan alocada velada la pondrá Fonellosa (Felisuco, que hace doblete interpretando también a un quiromasajista brasileño y con mucha pluma) y un inspector de Hacienda culé.

Es la primera vez que en España la obra de Veber la representan tres cómicos. La verdad es que desde que se levanta el telón hasta el último aplauso no puedes parar de reír. Hay veces que no sabes si te ríes de las desgracias de los personajes, de su torpeza, o a veces no se sabe muy bien de qué, pero te ríes a carcajada limpia. Gran parte del éxito y efectividad de la obra recae en Agustín Jiménez quien se aleja del personaje chulesco de sus monólogos y borda el papel de idiota.

Al concluir la obra, el público estuvo diez minutos en pie aplaudiendo la interpretación de los actores, en especial a Agustín Jiménez que hace un papel formidable y que se gana al público desde el primer momento. Al final, Josema Yuste acabados los aplausos se dirigió al público y recordó que lleva en su corazón al publico de Roquetas de Mar, e incluso dejo entrever que el guión de la obra hay una clara alusión a Roquetas de Mar. "Estamos en un gran Auditorio, con un equipo excepcional el que trabaja en estas instalaciones y tengo que reconocer que hay pocos teatros en España que estén tan bien gestionados y dirigidos como el de Roquetas", dijo Josema Yuste.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios