Mircea Gogoncea realiza un viaje por el mundo de la guitarra en El Ejido

  • Interpretó el jueves piezas de Italia, Alemania, España y Cuba en el Castillo de Guardias Viejas

El intérprete Mircea Stefan Gogoncea, ganador de la pasada edición del Certamen Julián Arcas, realizó el jueves un precioso viaje alrededor del mundo a través de la guitarra. Composiciones de cuatro países se pudieron escuchar en un marco espectacular como es el Castillo de Guardias Viejas, en El Ejido, y frente al mar.

El músico, a diferencia de otros artistas, es muy expresivo, y realiza siempre un preámbulo sobre cada tema que a continuación toca con gran maestría. "Mi característica principal es que entiendo la música como una herramienta de comunicación, me gusta dialogar con el público, soy extrovertido y quiero que la gente disfrute como yo con la guitarra".

La verdad es que lo consiguió con un concierto muy vitalista que incluyó composiciones de Italia, Alemania, España y Cuba. Mircea Gogoncea demostró, en su actuación dentro del programa del XIV Certamen Internacional de Guitarra Clásica Julián Arcas, que organiza Cajamar, la calidad técnica y la pasión con la que toca la guitarra, unas cualidades que le valieron para ganar el concurso Julián Arcas de la anterior edición.

En el recital, interpretó Capriccio Diabolico Omaggio a Paganini op. 85 de Mario Castelnuovo-Tedesco; Partita para violín nº 2 en re menor de Bach; ocho valses poéticos, de Enrique Granados; Tres piezas españolas, de Joaquín Rodrigo; Guitarresca, de su maestro, Joaquín Clerch, y concluyó con Capriccio nº 5, de Paganini.

Su forma de acercarse a la guitarra es espectacular, con un gran dominio de la técnica, a pesar de tener sólo 23 años, e impregnando de sonoridad el Castillo de Guardias Viejas. Los continuos aplausos le llevaron a interpretar un bis.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios