El Museo Casa Ibáñez mostrará la colección de grabados de Goya

  • Esta institución cultural de Olula del Río quiere aprovechar el Bicentenario de la Guerra de la Independencia para mostrar la colección 'Los desastres de la guerra'

El Museo Casa Ibáñez de Olula del Río se une a las conmemoraciones del bicentenario de la Guerra de la Independencia, que tuvo su origen en el levantamiento del pueblo de Madrid contra las tropas de Murat el dos de Mayo de 1808.

Para ello, la institución olulense ofrece visitas guiadas pormenorizadas a la colección de grabados de Goya Los desastres de la guerra, a partir de hoy y durante todo el mes de Mayo.

Los grupos han de ser, como mínimo, de quince o más personas, y podrán realizarse, previa concertación telefónica al 950441027, todos los días, de 10 a 21 horas, salvo los lunes que cierra el museo.

Pueden hacerse dos tipos de visitas: toda la colección permanente con especial atención a los grabados, o exclusivamente a los grabados, donde el guía -historiador y museólogo- los sitúa en su contexto histórico y explica la importancia y modernidad de esta sorprendente serie.

Con esta iniciativa, no sólo se quiere conmemorar la fecha histórica; también llamar la atención sobre la importancia de estos grabados en la colección del museo.

Se trata de un ejemplar de la primera edición, realizado por la academia de San Fernando en 1863, treinta y cinco años después de la muerte de Goya, quien no los publicó en vida. Ejemplares como este sólo existen en nuestro país en el Museo del Prado, la Biblioteca Nacional y la propia Academia de San Fernando. Hace una semana, se subastó en Madrid un ejemplar idéntico y alcanzó una muy alta cotización. Después de 1863, se hicieron otras seis ediciones más, la última en 1937. En la actualidad, las planchas originales están enceradas y protegidas en la Calcografía Nacional.

La serie, cuyo título genérico es Fatales consecuencias de la guerra con Bonaparte y otros caprichos enfáticos, se compone de ochenta y dos láminas, grabadas al aguafuerte y al aguatinta en dos periodos: las 65 primeras, entre 1810 y 1814, representan escenas de la guerra propiamente dicha, y de la 66 a la 82, entre 1815 y 1820, analizan y denuncian el absolutismo fernandino.

La importancia de la serie en la historia del arte es crucial. Por vez primera, la guerra no se representa como un acto de heroismo con generales victoriosos, ni se narra gesta alguna. Aparece con todo su horror y ferocidad; el hombre que irracionalmente destruye a sus congéneres.

Ello otorga a la serie una visión plenamente moderna del hecho bélico. En Goya no hay vencedores y vencidos, buenos y malos, causas justas e injustas. Aparece la sinrazón y la muerte con una crudeza nunca vista antes, hasta el punto de parecer algunas de sus imágenes instantáneas de guerras de hoy. Como arte de denuncia marca un hito en la historia y desde el punto de vista ideológico se aúpa a nuestra época, estando en consonancia con la Declaración de los Derechos Humanos.

La colección permanente del museo está integrada ya por más de 600 piezas, entre pintura, dibujo, grabado, escultura y fotografía, lo que convierte a la institución olulense en el mayor museo de arte moderno y contemporáneo de la provincia de Almería y el mayor museo privado de toda Andalucía. Dispone de 2000 metros cuadrados de superficie expositiva, repartidos en 16 salas.

Sin duda, un museo que ha surgido del trabajo y el esfuerzo de un hombre que sabe lo que quiere, como es Andrés García Ibáñez. Sin duda, una persona con iniciativa y un artista excepcional por donde se mire.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios