El Museo Ibáñez adquiere un retrato de la condesa de Albox pintado por Sorolla

  • La obra que muestra a Doña Carmen Avial y Llorens fue pintado en 1905 y su marido pagó 5.000 pesetas por la obra · El Museo que regenta Andrés García Ibáñez se hace con una obra emblemática

El Museo Casa Ibáñez de Olula del Río, tras arduas gestiones,  está a punto de ingresar en sus fondos permanentes una obra emblemática de Joaquín Sorolla. Se trata de uno de los retratos más importantes ejecutados por el maestro valenciano a lo largo de su vida; el de Doña Carmen Avial y Llorens, condesa de Albox.

Pintado en la cúspide de su carrera y prestigio social, firmado y fechado en el año 1905, cuando era aclamado como el más importante pintor español de su tiempo. El cuadro, que acaba de ser adquirido por la institución olulense, había permanecido hasta ahora en poder de los herederos del conde de Albox, residentes en Madrid.

La obra, de grandes dimensiones (200 x 150 centímetros), representa a la retratada sentada en un elegante sillón rococó y vistiendo un suntuoso traje de fiesta. La condesa posa en el taller que, por aquel entonces, tenía Sorolla en la calle Miguel Ángel de la capital madrileña. En la documentación familiar del pintor, conservada por Blanca Pons Sorolla (biznieta del artista), consta una anotación de Clotilde García -esposa de Sorolla- del año 1905, que dice textualmente: “He recibido del Sr. Eguilior 5.000 pesetas en pago por el retrato de su señora”. La cantidad era una suma disparatada para la época, lo que da buena cuenta del prestigio alcanzado por Sorolla y el tipo de clientela que acudía a solicitar sus servicios como retratista.

Los retratos de los condes de Albox son las únicas obras pintadas por Sorolla que tienen vinculación con Almería, dado que el maestro valenciano no pisó jamás la provincia de Almería. La presencia de Sorollas en museos andaluces es escasísima; tan sólo dos obras menores. En el museo de Bellas Artes de Sevilla hay un boceto preparatorio para un jinete de la fiesta del pan, la gran composición de la Hispanic Society, y otro boceto de un bebedor vasco en el desmantelado museo de Málaga. Ello hará del retrato de la condesa de Albox la más importante obra de Sorolla expuesta en toda Andalucía.

El retrato de la condesa, que en pocos días llegará a Olula del Río, está ampliamente documentado y estudiado. La máxima experta mundial en la obra sorollesca, Blanca Pons Sorolla, lo cita expresamente en la gran monografía publicada en 2002 sobre la vida y obra de su bisabuelo. Esta publicación es el preámbulo del catálogo razonado de toda su obra, que en la actualidad confecciona Blanca y será publicado próximamente; en éste, el retrato aparece ya con el número 1514.

En el catálogo de la  gran exposición dedicada a Sorolla por el Museo del Prado este año pasado, los comisarios de la muestra y conservadores de pintura del XIX de la pinacoteca, Javier Barón y José Luis Diez, citan expresamente el retrato de la condesa de Albox como uno de los más emblemáticos pintados por Sorolla en 1905.

Precisamente,  El Prado ha hecho una gran apuesta por el Sorolla retratista, dedicándole una sala en la reciente remodelación que ha recuperado, de forma definitiva, las colecciones del XIX. En este recorrido, Sorolla aparece como el último gran maestro de las colecciones del Prado, heredero de la gran tradición del retrato español iniciado por Velázquez.

En 2003, con el título Sorolla y los condes de Albox, los historiadores del Arte Luis Sazatornil y Ana Belén Lasheras, de la Universidad de Cantarina, publicaron en Trasdós -revista del Museo de Santander- un extenso ensayo sobre estos dos retratos, al tiempo que trazaban una exhaustiva biografía de Manuel Eguilior.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios