La Orquesta FIMA muestra su gran sonido en la sala Clasijazz

  • La formación dirigida magistralmente por Emilio José Fenoy dio ayer por la mañana un recital y luego por la tarde volvió a repetir, llenado totalmente la sala

La Orquesta FIMA volvió ayer a hacer las delicias del público que se dio cita en la sala Clasijazz. Fue una jornada muy intensa, puesto que hubo una doble actuación. Por la mañana la formación dirigida por el violinista y profesor almeriense Emilio José Fenoy llenó la sala y luego por la tarde volvieron a repetir con un lleno absoluto.

La Fundación Indaliana para la Música y las Artes (FIMA) hizo un repertorio basado en obras de Max Bruch, E. Grieg y Mozart. En esta ocasión se quiso hacer un concierto muy especial con obras bellísimas. La incorporación al repertorio del arpa, la flauta y el cello como solistas, dotaron de un color especial este primer concierto de la tercera temporada de la Orquesta FIMA.

Destacar la acústica fantástica que se produce en la sala de conciertos de Clasijazz. El público en absoluto silencio pudo disfrutar de un concierto fascinante.

En este inicio de temporada la formación incorpora a tres grandes solistas, como son el arpista de Cartagena aunque afincado en Berlín, José Antonio Domené, que junto a la flautista almeriense María del Carmen Reverte intervinieron en el Concierto para flauta y arpa en Do Mayor KV 299 de Mozart.

En la primera parte, Javier Salinas fue el solista al violoncelo en una pieza muy especial como es Kol Nidrei de Max Bruch. La primera parte incluyo también la interpretación de Dos melodías elegíacas de Edvard Grieg.

Fue un día grandioso para Clasijazz y para la Orquesta FIMA. Por la mañana se pudo ver un publico más familiar, mientras que por la tarde hubo publico en general y sobre todo grandes aficionados a la buena música. Hay que felicitar a Clasijazz por contar con un local de tanta calidad y con una acústica envidiable.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios